Resúmen de la Parashá Metzorá

…Más detalles sobre leyes de impureza y pureza…

La parashá de la última semana describía las señales del metzorá (“leproso”)–una persona afligida por una enfermedad espiritual que lo ubica en un estado de impureza ritual. La porción de la Torá de esta semana comienza detallando cómo el metzorá recuperado se purifica por el Kohen (sacerdote) con un procedimiento especial que involucra dos pájaros, agua de manantial en una vasija de barro, un pedazo de madera de cedro, un hilo de color escarlata e hisopos.

Una casa también puede afectarse con “lepra” por la aparición de manchas rojizas o verdosas en sus paredes. En un proceso que dura diecinueve días, un Kohen determina si la casa puede purificarse o debe demolerse.

También se contrae impureza ritual a través de una secreción seminal u otra descarga en un hombre, y menstruación u otro flujo de sangre en una mujer, haciendo necesario la purificación a través de la inmersión en una mikve.
Ciertas impurezas físicas hacían a un hombre o a una mujer ritualmente impuros y, por ende, tenían prohibido entrar en el Santuario o tocar objetos sagrados. Este estado de impureza finalizaba después del tiempo prescrito para las ceremonias especiales de purificación.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario