Jukat-Balak

Jukat

Como parte de los ritos fue sacrificada una Pará Adumá (vaca roja) sin defectos fuera del campamento. A comienzos del cuadragésimo año del éxodo, murió Miriam, la hermana de Moshé y Aharón. A su muerte dejó de fluir el agua del pozo que había acompañado milagrosamente a los israelitas. Hashem dijo a Moshé y Aharón que hablaran a cierta roca, de la cual fluiría agua suficiente para satisfacer a todos. Pero Moshé golpeó a la roca en lugar de hablarle. Por no haber cumplido las instrucciones de Di-s y haberlo deshonrado delante del pueblo, no se le permitió entrar en Tierra Santa. Cuando la congregación llegó al monte Hor, Aharón murió y fue sepultado allí. Moshé designó a Elazar (hijo de Aharón) como Cohen Gadol.

Balak

Balak, rey de Moav, temiendo una invasión a su propio reino, concertó una alianza con sus antiguos enemigos, los midianitas. Luego envió mensajeros a Bilam, de Petor, un famoso hechicero, para solicitarle que maldijera a los israelitas. Balak lo llevó a la cima del monte Pisgá pero Bilam decepcionó a Balak al declarar que Hashem no permitía que ningún tipo de magia prevaleciera sobre ese pueblo. Balak, desesperado, pidió a Bilam que desistiera de maldecir o bendecir a los israelitas.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario