Emor – “Despertar a los dormidos”

Dice y habrás de decir viene a encomendar a los adultos sobre el cumplimiento de los niños (Rashi Vaikra 21,1)

Nuestra Parsha comienza con la orden del Altísimo a Moshé (1): “Dice a los sacerdotes (kohanim) hijos de Aharon y habrás de decirles “ . El texto duplica el mandato de decir: “dice a los sacerdotes y habrás de decirles “. Al respecto, Rashi trae la explicación de nuestros Sabios (2): “ Dice y habrás de decirle  viene a encomendar a los adultos sobre el cumplimiento de los niños “ . O sea, que la doble orden de decir es para agregar la responsabilidad de los kohanim adultos por la conducta de los sacerdotes menores.
Sin embargo, la doble indicación de decir puede interpretarse también de otra forma: la primera es hablar a los sacerdotes, y la segunda es hablar al tribunal Rabínico, el Bet Din, para que controlen que los sacerdotes observen como corresponde las leyes del Kohen. Y efectivamente, a continuación el texto dice: “ Y hablaras Moshé a Aharon y a sus hijos y a todos los israelitas ” (3). ¿Que tienen que ver los israelitas con las leyes del sacerdocio? Explica Rashi: viene a encomendar al Bet Din sobre [la conducta de] los kohanim.
Siendo así aquí motiva a Rashi a explicar el Dice y habrás de decir en el sentido de encomendar a los adultos por los niños en lugar deencomendar al Bet Din por los sacerdotes?

Moshé agrega
Rashi prioriza la primer interpretación, debido a que tenemos la regla(4) de que los sacerdotes son ágiles y rápidos, por lo tanto no hay necesidad de encomendar al Bet Din por el cuidado de su conducta, puesto que los propios kohanim son rápidos y están alerta en el cumplimiento de sus preceptos y prohibiciones. Resta entonces solo la interpretación de ordenar el cuidado de los más pequeños.
Esto es en lo que se refiere el mandato de Di-s (del cual habla el primer versículo) ¿Pero porque Moshé (en el segundo versículo citado) si encomendó al Bet Din? Esto fue un mandato de Moshé en carácter de prevención adicional, por iniciativa propia. Es verdad que también el sabia que los sacerdotes son ágiles, pero siendo que se nos manda estableced una valla protectora alrededor de la Tora (5), Moshé agrega de su parte una valla y ordena al Bet Din supervisar la conducta de los kohanim, para que si hubiera una situación de debilitamiento, el Bet Din la controlara.

El kohen del alma
De la misma manera como el pueblo judío se divide entre los sacerdotes y el resto de los israelitas, asm también existe esta división en lo que respecta a la persona: por un lado esta el cuerpo y todos sus órganos, que tienden por naturaleza a inclinarse y dejarse llevar por los asuntos mundanos materiales, pero por el otro lado esta el kohen del alma, la esencia del alma Divina, la cual esta siempre apegada al Altísimo, y de la cual emana la fuerza para que también el cuerpo y todos sus órganos sean sagrados.
También aquí tenemos dos niveles de kohanim – sacerdotes: hay un nivel en el cual los sacerdotes son rápidos y no requieren de motivación externa, y hay un nivel donde puede haber una situación de dormitar y hay necesidad de despertar y movilizar.

Despertar del Sueño
En la propia esencia del alma no hay posibilidad alguna de dormirse, puesto que este nivel esta siempre apegado al Altísimo. Pero en el núcleo de la manifestación de este nivel en la mente (en el nivel de jojma (6) del alma) puede darse una situación de sueño. Sobre ello esta dicho: yo estoy dormida pero mi corazón esta despierto – también cuando el punto de la fe como se manifiesta en la mente del hombre duerme, la esencia del alma (mi corazón) esta totalmente despierta.
La función del hombre no es crear e innovar el núcleo de la fe (que siempre permanece íntegro), sino solo despertarlo de su sueño, y entonces uno hará todo lo que depende de el para concretar el objetivo de su vida sobre la Tierra y traer la verdadera y completa redención.

(Likutei Sijot tomo 37, pag. 61)

NOTAS:1.Vaikra 21:1 2.Iebamot 114,a y en Torat Kohanim sobre el versmculo 3.Vaikra 21:24 4.Shabat 20,a 5. Avot Cap. 1 mishna 1 6. Shir HaShirim 5:2

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario