Perdonando la infidelidad

PREGUNTA:
¿Cómo puede confiar en su marido si ha estado enviando mensajes de texto y correos electrónicos a otra mujer?
Al principio me aseguró que no era nada. Eventualmente me enteré que esto estaba ocurriendo hace meses, día y noche.
Hemos empezado a ir a terapia, pero la confianza y seguridad del matrimonio se ha ido.  Me resulta difícil perdonar y dejar ir. Lo amo mucho y me ha asegurado que ha terminado ¿Cómo puedo estar segura?
Tenemos hijos adolescentes. Pensé que teníamos un buen matrimonio. Estoy tan dolida, confundida, traicionada y me parece que no puedo dejarlo ir o perdonarlo.

RESPUESTA:
Puedo sentir tu dolor, el dolor de tener tu amor traicionado, sobre todo después de tantos años de construir un hogar juntos. Yo soy hombre, y en cierto modo puede ser inapropiado para mí responder. Sin embargo, por otro lado, hay algunas cosas que te puedo decir que una mujer no podría.
Toma esto en serio: Los hombres no son infieles porque no aman a sus esposas. Tampoco porque son débiles o inconstantes. Fracasan porque son hombres, y los hombres están diseñados para fallar. Cuando el Creador nos hizo, él creó en nosotros esta propensión. Sin la posibilidad de fallar, no seríamos capaces de tener éxito. No seríamos hombres.
Yo no creo que haya ningún hombre viril por ahí, no importa cuán profunda y maravillosa sea la relación con su esposa, que no sea capaz de caer en un amorío mañana. El sabio más sabio, el tzadik más justo, ni el más fiel marido son vulnerables a la seducción de una mujer.
Como la mujer tiene el poder de seducir, así también tiene el poder de curar. Si puedes perdonarlo,  eres capaz de ayudarlo a sanar. Él quiere sanar. Depende de ti abrir esa puerta.
Él va a terapia. Eso es mucho más que lo que la mayoría de los hombres harían. Puedes preguntar, quizás a través de la terapeuta, para tener acceso ilimitado a su computadora, no para espiarlo, sino para ayudarlo a salir de esto.
La curación viene, pero la verdadera curación sólo se logra con el tiempo. Un matrimonio una vez curado nunca más se debilita, por el contrario, el amor es mucho más profundo. Mientras siento el dolor de esta cicatriz, tienes todas las razones para esperar muchos años de felicidad juntos. Por favor, acepta mis más sinceras bendiciones de muchos najes de sus hijos y nietos, y de ustedes también.

Por: Tzvi Freeman

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario