Pensamientos errantes

Querida Rajel:
Estoy felizmente casada con un hombre maravilloso, pero por alguna razón me encuentro a veces pensando en otros hombres, y en gente con la que he salido antes de conocer a mi marido. Sé que por supuesto nunca llevaré a cabo ninguno de mis pensamientos, pero me siento terriblemente culpable de pensarlos. ¿Hay algo que pueda hacer para frenarlos? Gracias
G.R
Orlando, FL
Querida G.R;
Para empezar, no estás sola en esta dificultad que me describes pero lo que es increíble de escuchar es que eres muy consciente que hay un problema.
Mucha gente se apura en borrar sus pensamientos como algo que no es importante, especialmente si no se van a llevar a cabo de ninguna forma. Sea como fuere, los pensamientos son increíblemente importantes, tanto se manifiesten en acción como no, ya que son muy poderosos en su forma cruda.
Tanto es así, que nos enseñan que hay tres momentos en los cuales no se le permite tener intimidad a una pareja. Una, si uno de ellos está ebrio, otra si la pareja quiere divorciarse y la otra si uno de ellos piensa en otra persona.
El tercer aspecto parece extraño, que pueda haber una ley sobre cómo pensamos. Porque idealmente, no estamos compartiendo estos pensamientos con nuestro compañero. Pero aún así, se nos muestra que definitivamente somos responsables por lo que pensamos, y aún más importante, que tenemos el poder y la habilidad de controlar nuestros pensamientos y sobrellevarlos. La única manera que se nos dice que algo no está permitido basado en nuestros pensamientos es si tenemos la habilidad de cambiar la situación.
Así que, aquí viene tu verdadera pregunta. ¿Cómo se libera uno de pensamientos inadecuados? Para principiantes, es muy importante que te des cuenta lo destructivos que son, y con suerte, sólo sabiéndolo esto hará que se vayan más rápido y puedas llenar pronto tu cabeza con otros pensamientos.
Para la mayoría, solo podemos pensar una cosa por vez. Lo que significa, que si estás pensando sobre algo que no deberías, la primera cosa que debes hacer es reemplazar esos pensamientos por otros. Algunas veces es fácil de hacerlo, otras, no encuentras un pensamiento que compita con la intensidad del pensamiento inapropiado. Si este es el caso, intenta encontrar algo que requiera de tu completa concentración para que no dejes que tu mente divague. Intenta crear algo, o responder e-mails, o llamar a alguien, algo que te asegure que dejarás de pensar en alguien del pasado.
Si ves que tienes mucho tiempo libre y eso hace más fácil que caigas en el proceso de pensamientos negativos, intenta hacer algo que te haga sentir plena y productiva. Comienza a realizar trabajos voluntarios, o pasar más tiempo en un hospital o casa de salud. Si estás ocupada pensando en otros, entonces no dejarás tiempo para pensar en ti y en tu pasado.
Para concluir, te recomendaría intentar activamente no pensar, sino verbalizar lo contenta que estás con tu marido y lo mucho que lo quieres. Intenta enfocarte en lo afortunada que eres al tenerlo y en lo feliz que te hace. Idealmente, podrás llegar al punto que en el único hombre en el que pensarás será tu marido. Hasta que llegue ese momento, quieres asegurarte que si empiezas a pensar en alguien que no sea tu marido, lo saques de ti y de tu mente y que otro pensamiento lo reemplace.
Que seas bendecida con un matrimonio feliz y sano, con pensamientos apropiados que te lleven a acciones y palabras apropiadas
Rajel.

Contestada por Sara Esther Crispe

1 comentario

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario