La Jupá II

Ya explicamos en números anteriores que el matrimonio es la unión sagrada entre dos personas. En esta oportunidad desarrollaremos los tiempos que la Torá marca para la unión y su abstinencia, dentro del matrimonio.

Está escrito en la Torá: “Cuando le llegare su ciclo mensual, no te acercarás a ella (hasta que cuente los siete días limpios y se sumerja en la Mikve)” Este concepto se menciona a su vez en las bendiciones que se recitan debajo de la Jupa en el momento que se celebra el matrimonio: “Que creó la alegría y la felicidad, al novio y a la novia … el amor y la hermandad …” Aún como ya sabemos que la unión entre hermanos está prohibida, no obstante aquí, el término hermandad se refiere al hecho que el contacto entre la pareja, determinado tiempo al mes está prohibido. Entonces en ese momento el amor entre la pareja debe ser como el de hermanos, vale decir, sólo en el ámbito emocional ya que la relación íntima está totalmente prohibida. Mientras que el resto del mes la unión en la pareja debe ser con amor expresado en el más amplio concepto.

Además de ser un precepto de la Torá, que debe ser cumplido por ser simplemente la voluntad del Creador, nuestros Sabios nos dicen que, el cumplimiento de este mandamiento beneficia a la pareja, ya que el reencuentro luego de una abstinencia produce un deseo y amor renovados que florece y crece permanentemente. Situación que no se daría de no haber una pausa durante el mes.

por el Rab. Iosef  Feiguelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario