El grito sagrado

La Torá está plena de atrapantes historias que encapsulan los misterios y desafíos más profundos de la condición humana, incluso el enigma que se halla detrás de las relaciones entre los géneros…

LA DESCRIPCION BIBLICA DEL PAPEL DE LA MUJER
La Torá, en el Génesis, abarca los primeros 1,600 años de historia humana. Está plena de atrapantes historias que encapsulan los misterios y desafíos más profundos de la condición humana, incluso el enigma que se halla detrás de las relaciones entre los géneros.
Todo empieza con el inocente versículo, que describe la razón de por qué debe haber dos géneros distintos en el mundo. “Y Di-s dijo, ‘ no es bueno para el hombre estar solo; Yo le haré una ayuda contra él´”. Hasta entonces, Adám y Eva estaban fundidos en un solo cuerpo. Aquí fueron divididos en dos criaturas distintas, cada uno teniendo su estructura y personalidad únicas.

Sin embargo, las palabras que la Torá emplea para describir el papel de la esposa-“un auxiliador contra él”-parecen contradictorias. Si se supone que una esposa sirve como una ayuda a su marido, no es obviamente “contra él”.
Mucho se ha escrito para explicar el significado de este versículo. Un magnífico pensador judío, Rabi Schneur Zalman de Liadi, interpreta la frase literalmente:

La mujer se vuelve un “auxiliador” para su marido cuando a veces está contra él. Esto significa que para que un marido pueda convertirse en la máxima expresión de lo que puede ser, debe desplegar el valor suficiente como para dar la bienvenida a las ideas y sentimientos de su esposa que están en “contra” de las suyas propias.

EL MARIDO GRITÓN
Algunos hombres no pueden tolerar que sus esposas discrepen con ellos. Se enfadan y frustran, y a veces incluso les gritan por atreverse a desafiar su “sagrada” visión. Lo que a menudo sucede como resultado de ello es que la mujer, para mantener una atmósfera pacífica en la casa, permanece callada.
¿Quién pierde más?
Es el marido el que pierde más, según este versículo de la Torá. A veces un hombre debe salvarse de sí mismo, de su ego, sus inseguridades, ceguera, irreflexión y tentaciones. Cuando un hombre aprende a valorar auténticamente la contrastante personalidad de su esposa, viajará a lugares a los que él nunca podría llegar solo.
Esto no significa, claro, que es una orden bíblica para cada mujer discrepar con su marido 100% del tiempo.
Lo que significa, sin embargo, es que es improductivo y enfermo que un hombre cree un clima en su hogar en el que su esposa siempre deba estar de acuerdo con sus opiniones, contestando “amén” a todas sus declaraciones y meshugasen (locuras).

MANTENIENDO EL EQUILIBRIO
¿Pero cómo hacen las parejas para garantizar que las proporciones conservadas son las apropiadas? ¿Cómo nos aseguramos que el componente “contra él” de una esposa no agobia y domina al “auxiliador” de la dimensión de una esposa?
El Talmud dice que al principio Di-s planeó crear al hombre y la mujer como dos personas distintas. Finalmente, Él los creó como uno (sólo después Él procedió a dividirlos en dos). ¿Por qué Di-s “cambió de idea” por así decirlo?
Quizás Él deseó enseñarnos cómo debe relacionarse entre sí un matrimonio.

En las relaciones matrimoniales, debe haber un “al principio” y un “al final”. Al principio, el marido y esposa deben ser dos; cada parte debe expresar su opinión libre y desinhibidamente. Cada uno debe desafiar a su esposo para crecer más profundamente. En el final, deben encontrarse la manera de reconciliar las diferentes visiones en un unificado modelo de conducta, haciendo de los muchos uno.

DI-S ESTA ANHELANDO NO ESTAR SOLO
Di-s y el pueblo de Israel son comparados a menudo en la Biblia a un marido y su esposa. Así, que este versículo-“no es bueno para el hombre estar solo; Yo le haré un auxiliador contra él” -también puede entenderse simbólicamente como una declaración acerca de la relación entre Di-s y la humanidad.

Antes de la creación del mundo, Di-s, el supremo “Hombre” estaba “solo”. Incluso después de crear el mundo, Di-s podría revelar Su presencia en nuestras vidas para que reconozcamos que Di-s está en verdad solo, porque el universo entero es esencialmente una extensión de Su luz y energía.
Sin embargo, Di-s escogió crear un mundo que eclipsaría Su realidad completamente e incluso se le opondría. Di-s escogió crear un ser humano con la habilidad de negarlo, ignorarlo, expelerlo de su vida. ¿Por qué?
La respuesta es, porque “no es bueno para el Hombre estar solo; Yo le haré un auxiliador contra Él”. Esto representa simbólicamente que el placer profundo de Di-s proviene de esta aparente oposición a Él. Cuando un ser humano que por sus percepciones naturales descubre a
Di-s, rompe la cáscara de lo físico para descubrir la luz de Di-s; cuando una persona desafía la grosería de su naturaleza para encontrar la llama de idealismo grabada en los huecos de su corazón esto concede un placer y alegría a Di-s al concretar la meta de la creación toda.
El propósito de nuestra creación, en otros términos, no es generar luz, sino transformar la oscuridad en luz.
Así que la próxima vez que su esposa discrepe con usted, o la próxima vez que usted “discrepe” con Di-s emocional o psicológicamente no se frustre. Al contrario, ésta es una oportunidad para experimentar la verdadera razón de su matrimonio.

(Este ensayo está basado en un discurso de Rabi Schneur Zalman de Liadi)

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario