Comprometida con un “niño de mamá”

Querida Sara:

Estoy comprometida con un hombre maravilloso, sin embargo, tengo una preocupación. Parece ser demasiado apegado a su madre y me preocupa que cuando me case con él, será como si me casase con los dos. Ni siquiera se da cuenta, pero está constantemente compartiendo la opinión de su madre cuando hablamos de las cosas, y diciendo que le va a preguntar lo que ella piensa acerca de que no estamos seguros de cómo seguir adelante con algo. Nunca he dicho nada, ya que me gusta su madre y creo que es una gran mujer, pero ¿cómo puedo dejar en claro que quiero tomar decisiones con él, no los tres juntos?

Comprometida con un “niño de mamá”,

Los Angeles, CA

Estimada Comprometida a un “niño de mamá”,

Bueno, para ser honesta, podría ser mucho peor. Afortunadamente, le cae bien y crees que es genial. Si no, esto sería una situación casi imposible. Ahora, la única cosa que no menciona es cómo se siente ella acerca de su dependencia. ¿Le gusta? ¿la anima? ¿O ella también está un poco agravada de que el no va a cortar el cordón umbilical y está esperando que vos te hagas cargo?

Es importante para tu novio que se de cuenta de que está a punto de casarse y eso significa que vos sos el foco. La idea de que uno debe salir de la casa de su padre y su madre y unirse a su mujer es un concepto de la Torá (Génesis 2:24). Del mismo modo, la mujer sale de la casa de su padre y se une a su marido. Los dos juntos deben comenzar a crear su propia vida a su manera. No hay duda de que el asesoramiento y las aportaciones de los padres y suegros deben ser valorados y utilizados cuando sea necesario, pero no puede ser la fuente y punto de partida para saber cómo se toman las decisiones.

Yo claramente empezaría por tener una discusión abierta con tu novio sobre cómo te sentis y que pensás que no es saludable para la relación que él es tan dependiente de su madre. Es importante establecer por qué sigue recurriendo a ella para pedirle consejo. Si nunca hiciste esto, entonces tal vez le está pidiendo a su mamá para así obtener la opinión de otra mujer, pensando que le agradecerías. Tal vez ella realmente le da un gran consejo que él respeta y no se da cuenta de que lo mejor es que no siempre involucre a la familia en los detalles.

Esto es realmente una lección importante para los dos. Cuando se trata de las decisiones personales para hacer en tu vida, es vital que encuentre una persona a quién consultarle, o unas pocas personas diferentes, que puedan ayudar a guiarla.

La filosofía jasídica enseña que cada persona debe tener un mashpía. El concepto de un mashpía es el de encontrar un consejero, alguien que te conoce, y te respeta, pero tiene distancia de tu vida, por lo que puede dar consejos sobre la base de lo que necesitas. Esta persona puede ser un Rabino, un maestro, un amigo o incluso un familiar, pero lo ideal es alguien que no esté demasiado involucrado con sus vidas para que él o ella permanezca objetiva.

Definitivamente buscaría a otros que los dos conocen y respetan, y que pueden recurrir a el/ella cuando lo necesiten. Y cuando tu marido se ofrece a hablar con su madre, entonces podés decirle sugiriéndole, en contar con otra persona para hablar en su lugar.

A fin de no tensar la relación entre él y su madre, y entre vos y tu futura suegra, pensá en cosas que no te importaría escuchar su opinión(o mejor aún, en realidad te gustaría escuchar su opinión acerca de ello) y aplicarlo cuantas veces pueda. Por ejemplo, si sugierís, “me encantaría encontrar un lugar agradable para pasar el próximo domingo, ¿por qué no llamar a tu mamá para sugerencias?” de esa forma, tu esposo siente que ha participado, y eso también podría limitar la necesidad de su participación en todo lo demás.

Y recordá que a pesar de que esto pueda parecer frustrante, también muestra que se casará con un hombre que tiene un gran respeto y admiración por una mujer, su madre, y así también lo hará contigo. Después de todo, la Torá nos enseña que Isaac buscaba específicamente una mujer que tuviera las características de su madre porque pensaba bien de ella.
Mazal Tov en tu próxima boda y que junto con tu matrimonio puedan construir su casa y vínculo como pareja.

Sara.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario