Aproximación al Shiduj. (Parte 2)

Algunos aspectos a tener en cuenta para una presentación exitosa…

LA APROXIMACION APROPIADA A UN SHIDUJ
Deseo volver a enfatizar lo que usted mismo escribe —que el más importante de todos los temas es hallar un shiduj.
Usted escribe que su sensación es que no está encontrando ninguna propuesta adecuada con respecto a un shiduj.
Mi esperanza, sin embargo, es que cuando usted tenga la aproximación apropiada a las sugestiones que recibe. entonces Dí-s le proveerá el shiduj que es más apropiado para usted, tanto material como espiritualmente.
Uno debe recordar siempre que no existe nada en el mundo que sea absolutamente perfecto. Lo mismo es verdad con respecto a los seres humanos; no hay persona que posea todas las buenas cualidades posibles. Por lo tanto es inútil esperar [o contar con] hallar tal individuo “soñado”.

Puesto que ninguna persona posee todas las buenas cualidades posibles, se deduce que lo mismo es con respecto a uno mismo —seguramente la persona misma tampoco es perfecta. Sin embargo, [a pesar de nuestras propias imperfecciones] cuando nos miramos a nosotros mismos, lo hacemos con “buen ojo”.
Esto [también] debe ser tomado en consideración cuando miramos a otro. [Uno debe ver a la otra persona también con buen ojo y] estar listo a pasar por alto y obviar [cualidades imperfectas y deficientes]. Esperanzadamente con el paso del tiempo, esas imperfecciones reales imaginarias —pasarán o se corregirán.
Con esta aproximación, será mucho más fácil conseguir un shiduj —la elección se hace mucho más grande y su actitud con respecto a un shiduj será mucho más feliz y más positiva.

También me gustaría agregar que es casi imposible determinar verdaderamente y calcular como esos dos individuos serán después de casarse uno con el otro, ya que el matrimonio provoca cambios marcados y específicos en las dos personas que se casan.
Por lo tanto, es sólo hasta cierto grado que tenemos libre elección en el tema, mientras que con respecto al resto, debemos confiar en Di—s para que lleve a la pareja casada por el camino de la alegría, satisfacción y bondad.
Verdaderamente observamos que la gente en efecto actúa de esa manera —[poniendo su suerte final en las manos de Di-s] y viven vidas felices y exitosas hasta los “120 años”.
Lo mismo es verdad con respecto a usted —es imposible calcular con un cien por ciento de seguridad como cada sugestión que le es hecha funcionará en el futuro, subsecuentemente al casamiento.
Debemos confiar en Dí-s, [dándonos cuenta] que si Él es capaz de conducir apropiadamente un mundo tan gigantesco, seguramente podrá conducir el mundo microcósmico de cada persona individual en aquello que sea bueno para ella tanto en lo material como en lo espiritual. Espero que lea esta carta una y otra vez y pondere los temas que he escrito aquí.

Mi propósito principal en esta carta, sin embargo, es tratar de ver que de ahora en adelante usted cambie su aproximación al shiduj —no se aproxime a él con la posición y el prejuicio de que el shiduj no es para usted; sin embargo es necesario hacer las averiguaciones requeridas.
Es más, si usted se acerca a él de una manera completa opuesta —de que Dí-s seguramente lo proveerá de un shiduj que sea bueno para usted, y bastante posiblemente éste sea el shiduj sugerido que le es presentado actualmente. Consecuentemente, es muy importante inquirir y saber los varios detalles con respecto al shiduj sugerido.
Le deseo que en el futuro cercano halle un shiduj que sea apropiado para usted tanto en el sentido material como en el espiritual, y que erija un edificio en Israel sobre los cimientos de Torá y mitzvot.
(Igrot Kodesb, Vol. ‘1, pág. 103)

UN EDIFICIO DURADERO – UN CIMIENTO DE TORA Y MITZVOT
Un matrimonio judío es llamado un binian adei ad un “edificio duradero”. La analogía de un “edificio duradero” con el matrimonio no es simplemente una figura retórica, sino que también contiene una importante idea moral:
En el caso de cualquier estructura, el primer y mas importante paso es asegurarse de la calidad y durabilidad de los cimientos. Sin tales cimientos, todos los esfuerzos puestos en las paredes, techo, decoraciones y similares, no tendrán valor.
Esto también es cierto de la estructura del matrimonio; si sus cimientos son inestables, ¡qué tragedia puede resultar! Es por esto por lo que un matrimonio judío debe, primero de todo, estar basado en los cimientos sólidos como un roca de la Torá y las mitzvot. [Al hacerlo así se asegura que] luego vendrán las bendiciones de alegría y felicidad para la amada pareja por el resto de sus vidas.
(De una carta del Rebe)

CREANDO UNA UNION PERFECTA
Tener en mente que el matrimonio es no sólo el comienzo de una vida en común, sino el comienzo de una unión, en la que ambas partes verdaderamente se vuelven uno, unidos de por vida. [Lo hacen así] con la intención de levantar un “edificio duradero”, como está mencionado en el texto de las sagradas bendiciones [nupciales].
Por lo tanto es claro que todo debe ser hecho con la intención de asegurarse el máximo grado de sumisión a la voluntad de Di-s, el Creador y Amo del universo y del hombre, cuya Providencia se extiende a todos individualmente.
Aun si es sólo una cuestión de hidur “adornar” y realzar un mandamiento siendo escrupuloso en su observancia, aún una medida extrema de hidur, y aun si hay algunas dificultades para vencer en esta unión, no se debe evitar ningún esfuerzo para hacer aun esto, porque todo esto es por el beneficio del “edificio duradero”

(De una carta del Rebe fechada el 8 de Tishrei de 5722)

“LO PRIMERO PRIMERO”
Con respecto a los shidujim: Su énfasis debe estar sobre los factores más importantes de la persona con la que se está encontrando. Cuando lo haga así, entonces por rutina, los aspectos secundarios —y lo más seguro es que esos aspectos son simplemente “lo secundario de lo secundario” y lo “menor de lo menor” —cesarán de ser de alguna importancia.
Esto es teniendo cuidado con la conocida verdad de que más los aspectos internos e interiores son revelados, se desvanecen los aspectos externos y exteriores —que se evaporan completamente.
Cuando se acerca a un shiduj de esta manera, entonces seguramente todas las pruebas y dificultades imaginadas se disiparán. Entonces, en consecuencia, muy rápidamente
encontrará la pareja que es buena para usted, tanto materialmente como espiritualmente.
Además, [con respecto a los temas externos y secundarios que están provocando sus dificultades, etc.] en la abrumadora mayoría de los casos, uno finalmente se da cuenta que aun con respecto a esos asuntos externos y secundarios” todo es verdaderamente lindo y bueno.
(Igrot Kodesh, Vol. XL pág. 52)

SOLO DI-S SABE SEGURO
En respuesta a su pregunta con respecto a un shiduj —como encararlo para saber que es verdaderamente la pareja que pretende:
La Torá contesta a esto… es sabido: La persona está muy ocupada en buscar un shiduj de una manera natural, (comprensiblemente, de una manera recatada y de acuerdo con el Shulján Aruj), y el Creador, quien vela por todas y cada una de las personas con Providencia Divina Individual, lo dirigirá para hallar a la pareja que sea mejor para usted.

(Igrot Kodesh, Vol. XVI, pág. 327)

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario