Tres consejos importantes para ser mejores padres

1.AME AL PADRE/MADRE DE SU HIJO

Si usted ama realmente a su niño y haría cualquier cosa por él, entonces una de las mejores cosas que puede hacer para que sea realmente feliz es amar su madre/padre.

Cuando un niño ve el respeto y amor que un padre tiene por el otro—cuando oye cosas como: “vamos juntos y compremos flores para Mamá” o “Esperemos y cenemos juntos cuando Papá viene a casa”—le damos al niño un sentido increíble de seguridad, pues sabe que las dos personas más importantes  en su vida están en la armonía entre sí. También esto constituye un ejemplo viviente: “Si mi madre respeta a mi padre y mi padre respeta a mi madre, cuánto más yo, como hijo, debo respetar a mis padres.”

2. NO DIGA “NO” CUANDO QUIERE DECIR “NO SÉ”

La primera lección  en los cursos de ventas es, que cuando el probable cliente dice “No” el vendedor debe interpretarlo como, “No ahora, pero pruebe de nuevo después.”

Una madre me dijo recientemente que su hija diez años sabe este secreto sin asistir a ningún curso. Parece estar naturalmente dotada. Cuando ella quiere algo y sus padres dicen “No”, ella sigue molestando hasta que ellos digan “De acuerdo.”

Expliqué a la madre que su hija no estaba naturalmente dotada, sino que sus padres le habían enseñado esta conducta. Los niños son muy rápidos aprendices e implementan sus sabias ideas muy rápidamente.

A veces, incluso, no es porque no somos suficientemente firmes  en nuestras decisiones, sino porque nuestro  “No” original realmente no era un “No” en primer lugar. Un niño a veces puede venir con una demanda cuando no estamos seguros acerca de lo que nuestra contestación debe ser. Así que decimos instintivamente “No” sólo porque no estamos preparamos para decir “Sí.”

Una respuesta en tales casos como: “Permíteme pensarlo” o “Necesito un poco más de tiempo para decidirlo” satisfará al niño. Esto le dará  tiempo para pensar sobre el tema y cuando dé su respuesta finalmente, si la respuesta es “Sí” o “No”, se asegurará que ésta es su última decisión. El niño aprenderá rápidamente que “No” significa “No” y aprenderá a aceptarlo.

3. SEA POSITIVO EN SUS COMENTARIOS

Una madre vino a verme con su hija de 15 años, que era muy rebelde y no respetaba a sus padres, maestros u otras autoridades. La muchacha parecía muy temerosa del mundo externo y su rebeldía era obviamente un encubrimiento para su miedo.

Después de investigar los modelos familiares, quedó en claro que una gran parte de las conversaciones familiares que la muchacha había escuchado desde una edad muy temprana, era sobre las personas y sus imperfecciones. Su madre era muy crítica de otros y siempre ponía énfasis y magnificaba las limitaciones de los miembros de su familia y de su comunidad; esto incluía a los tíos, tías y primos, así como a los maestros y directores de la escuela a donde sus niños estudiaban.

Los niños a una edad prematura ven las cosas en blanco y negro y creen todo lo que sus padres les dicen: “Si mis padres lo dicen, debe ser verdad”. Si, así como esta muchacha, oyen sólo modos negativos, pueden desarrollar una falta de confianza en otros, un fracaso para crear y mantener relaciones íntimas, lo que puede en el futuro llevar a una baja autoestima.

En un círculo vicioso, niños que tienen la autoestima baja y no piensan bien de ellos mismos, tendrán a menudo opiniones muy negativas de otros— ésa es la única manera que conocen de “mejorarse” a sí mismos. En contraste, aquellos que tienen buena autoestima, tienden a hablar sobre cosas o conceptos en lugar de conversar acerca de otras personas.

Si se da la oportunidad, y surge el tema acerca de otras personas en su casa, dirija sus comentarios otorgando el beneficio de la duda a otros y viendo lo bueno que hay en ellos. Así es cómo sus hijos aprenderán a considerar otros-y a sí mismos.

Rabino Yaakov Lieder

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario