Israel y la mujer golpeada

Una interesante analogía entre Israel y la mujeres golpeadas, por la Dra Miriam Adahan: psicóloga, terapista, escritora prolífica, fundadora del sistema EMETT….

Fueron capturados de inmediato, y como los calderos de agua se izaban delante ellos sobre el fuego, los generosos nativos ofrecieron concederle a cada uno, un último deseo.
El primer hombre pidió una pluma y papel, y escribió un adiós a su familia. El segundo pidió una comida de 5 platos- sin carne humana, claro- como última cena. El israelí pidió que el líder tribal lo golpeara en la cara. Una demanda extraña, pero en sus últimos momentos en la tierra, la gente no siempre piensa coherentemente…. No bien el jefe lo golpeó, el israelí sacó una pistola Uzi y mató a los captores.
“¿Por qué esperó hasta que lo golpeara antes de dispararles”? los amigos preguntaron.
“¡Y si no, el mundo diría que yo fui el agresor?!” (N de R)
En los próximos años, los historiadores se sorprenderán ante el hecho de cómo los líderes israelíes alentaron alegremente a un grupo de asesinos a crear un estado dentro de sus propios y pequeños límites- un país que nunca existió- y les entregó armas, sabiendo que serían usadas para matarlos y lisiarlos, y como respuesta, trataron de apaciguar a sus asesinos
Habiendo trabajado con mujeres maltratadas toda mi vida, veo la similitud entre la mentalidad de estas mujeres que están hambrientas de amor, que lo buscan desesperadamente, pues la verdad es insoportable. ¿Desean saber lo que sucedió en Israel? Escuchen a la mujer maltratada…
.
*“Se necesitan dos para hacer una pelea. Seguramente me merezco este abuso- después de todo, no soy perfecta. He dejado platos en la pileta sin lavar, hablé por teléfono cuando él llegó a casa y no tuve la comida lista en tiempo. Estos errores que cometo son tan graves, que cualquier cosa que él me haga es justificada. Debería haberlo hecho mejor, haberlo sabido, haberlo previsto…” Israel: “Como penitencia, por no ser perfectos, debemos permitirles que nos continúen asesinando”
*“No importa lo mal que se conduzca en ciertas ocasiones, creo realmente que él no desea verdaderamente herirme. En realidad me ama. Sólo actúa así para probar su masculinidad. Después de todo es una buena persona” Israel: “No importa a cuántos de nosotros asesine, sus líderes de turno son nuestros socios. El hecho que desean continuar las conversaciones es una prueba de su amor, ¿no es así? Si no ¿para qué se tomarían el tiempo de dialogar con nosotros?”
*“¡Estoy orgullosa de mí misma por ser fiel y determinada! Sigo al lado de mi hombre en las buenas y en las malas. Cuando estás dispuesta a perdonar luego de haber sido golpeada, es cuando pruebas lo fuerte que es tu amor” Israel: Estamos orgullosos del hecho de ser nosotros quienes se preocupan por la paz, y seguimos negociando incluso cuando somos atacados. ¡¡¡Hey, Mundo!!! ¡Miren lo mucho que estamos dispuestos a sufrir y no devolver con la misma moneda! ¿Ahora aman a los judíos?”
*“Él me ha llevado a todos esos lugares románticos (Madrid, Sharm el Sheik, Taba, Camp David, Oslo), caminamos juntos y me dijo que estaba dispuesto a empezar de nuevo. Todos esos momentos de amor me hacen olvidar el pasado y querer comenzar nuevamente. No se imagina lo encantador que puede ser cuando desea algo de mí. ¡Si existe alguna posibilidad de lograr que las cosas funcionen, estoy dispuesta a hacer lo que sea, sólo para lograr que él me vuelva a sonreír así nuevamente!” Israel: “Haremos lo que sea por la paz…”
*“Me he acostumbrado a esto. La mayor parte del tiempo, no me hiere en absoluto”. Israel: “Podemos soportarlo. Y estamos entrenados. Limpiamos la sangre y seguimos adelante. Estos son los sacrificios que debemos hacer por la paz.”
*“Siento mucha lástima por él. Él continúa diciendo que es él el maltratado. Se lo ve tan pobrecito. Cuando me dispara con su nuevo revólver, me habla de lo mucho que ha sufrido por mi culpa y me siento verdaderamente mal por él. Entonces, si golpearme lo hace sentirse mejor, ¿cuán terrible es? Necesita esa descarga. Sabemos lo frustrado que se siente el hombre. Israel: “Ellos se sienten frustrados. Por eso somos sus válvulas de escape…”
*“Todos me dicen que debo olvidar el pasado. Empezar de nuevo. Me aseguran que él dará vuelta la página. Quizás cambie. Me recuerdan que él me trajo flores al hospital, cuando rompió el tabique de mi nariz. Y a veces es tan servicial con los vecinos. No es del todo malo. Con una terapia correcta, cambiará”. Israel: “Nadie ha muerto hoy. Quizás han decidido dar vuelta la página.”

Dra Miriam Adahan, psicóloga, terapista, escritora, fundadora del sistema EMETT, un trabajo en red de grupos de ayuda para el crecimiento personal.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario