El arte de poner el nombre a un bebé

PREGUNTA:
Mi esposa ha entrado en el séptimo mes de embarazo, y hemos empezado a discutir los nombres de nuestro bebé. Ella quiere algo tradicional, pero yo quiero que mi hijo sea un individuo y estoy pensando en algo más exótico. ¿Qué dice el Judaísmo sobre poner el nombre?
RESPUESTA:
Escoger un nombre es un tema importante. El nombre de una persona no es una etiqueta más, expresa el ser de su portador. Las letras que constituyen su nombre, sonido y significado son descripciones de su alma. Sólo un profeta tiene la visión y previsión para saber qué nombre es adecuado para el alma de su hijo.
Y usted es ese profeta.
La Cabalá enseña que los padres reciben profecía temporal para escoger el nombre correcto para su niño. Esta llamarada de visión puede venir en cualquier momento, pero cuando sucede, usted sabe que hace lo correcto. De repente, cierto nombre lo captó o gradualmente crece dentro de usted. Es la Inspiración Divina que lo lleva a dar el nombre que realmente pertenece a su bebé.
Para un alma judía, el nombre del alma es en hebreo. El Hebreo es el idioma original, la lengua santa, el idioma con el que Di-s creó el mundo. Los nombres hebreos tienen significados elevados y de múltiples niveles, de modo que muchas personas con el mismo nombre son únicas, dependiendo de qué nivel de significado expresa su alma. Y llamándolos por su nombre hebreo se despierta al alma para ser más manifiesta en su vida diaria.
Busque a través de los nombres de los grandes personajes de la historia judía, o los nombres de abuelos que fallecieron. Si uno de estos nombres le llama mucho la atención, puede indicar que el niño tiene una chispa del alma de esa persona, o incluso puede ser su reencarnación, y emulará los rasgos positivos de ella. Las almas tienden a quedarse en la familia, y un niño que lleva el nombre de un ser querido que ya no está, continuará llevando su llama.
La originalidad no debe ser un factor al elegir un nombre. Intentar ser diferente a todos, significa basar su opción en los demás. Esto no puede llamarse individualidad. Pero dándole un nombre hebreo a su hijo- que usted y su esposa estén de acuerdo- significa que dan un nombre que es verdad a la especial alma de su bebé.
Recuerde, usted no está simplemente poniendo un nombre a un bebé. También está haciéndolo a un adolescente, un adulto y a un hombre mayor. Los nombres de moda hoy, estarán fuera de moda cuando su bebé empiece la dentición. Los nombres hebreos han quedado en boga durante 4000 años. Use su oportunidad para ser un profeta durante un día, y escoja un nombre que describa el alma de su bebé.
Por Aaron Moss

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario