Bó- “Dos mitzvot antes de la redención”

En esta parshá, la torá nos relata sobre el primer sacrificio pascual que los iehudim debían ofrendar en egipto. Debían tomar un corderito el 10 de nisan, retenerlo durante cuatro días, y el 14 de nisan, al atardecer, ofrendarlo.
El comentarista bíblico rashi cita al respecto de por qué retener al cordero cuatro días, las palabras de rabí matia ben jarash: “dijo hashem: llegó el momento de cumplir la promesa que le hice a abraham que redimiría a sus hijos, pero ellos no poseían mitzvot (preceptos) en que ocuparse para que los redimiera, como está escrito (iejezkel,16;8) “y tu estás desnuda y descubierta”, así que les encomendó que cumplan dos mitzvot: el sacrificio pascual y el brit milá la circuncisión .

¿Por que dos?
¿por qué hashem les entregó dos mitzvot? ¿no alcanzaba el mérito de una para cubrir su “desnudez”? Y sino, ¿por qué dos y no más? ¿además como explica esto de por qué retener al corderito 4 días en sus hogares?. La respuesta es que estos dos preceptos cubrían dos defectos centrales de los judíos en egipto: los iehudim estaban “desnudos” de santidad, de conexión con di-s, y por ende de mérito para salir a la libertad.
Requerían al menos de un precepto, de una mitzvá. Pero además “estaban sumergidos en la idolatría” – como finaliza rashi su comentario.
Con la mitzvá de brit milá se corregiría la primera de las faltas – el no tener mitzvot – ya que la circuncisión es un precepto básico y de gran envergadura, pero no era uficiente, pues podían tener la mitzvá y simultáneamente permanecer con la impureza de la idolatría. El sacrificio de pesaj completaría la segunda de las fallas: rescatar a los iehudim de la impureza de egipto.

Carnear al ídolo
El cordero era una deidad en egipto. Tomarlo para luego faenarlo como ofrenda a hashem implicaba separarse y desconectarse de la idolatría.
Pero siendo que estaban “inmersos” en ella, no era suficiente con una única acción de ofrendar el cordero. Por eso di-s ordenó tomarlo y retenerlo cuatro días, para que durante ese período de tiempo se arraigue en el corazón del judío la ruptura total con la impureza de egipto.
Ese es el sentido de lo que rashi señala con su frase: “ya que estaban inmersos en el servicio idólatra, les dijo: “quiten sus manos de la idolatría y tomen un cordero de mitzvá”. El objetivo del sacrificio pascual era “quiten las manos de la idolatría”. El quiebre con la impureza de egipto.

Vestir a los desnudos
los días previos a la salida de egipto son similares a nuestra época, en la que estamos frente a la llegada de la redención final a manos del mashíaj.
Di-s podría sacar del exilio a todos los judíos de inmediato, pero el desea que no estén “desnudos”, que cada iehudí tenga una mitzvá, dos mitzvot, y así en aumento. Por eso nuestro deber y como lo manifestaba con intensidad el rebe, rabí iosef itzjak de lubavitch, cuyo aniversario es este shabat 10 de shvat, cuando leemos el párrafo de “bó”: “vestir desnudos”, “si vieras a un judío desnudo de tzitzit, de tefilín,- vístelo” (taná debe eliahu cáp. 27) es decir, proveer de mitzvot a quienes no las poseen y no podemos saltear a ningún judío, ya que todos serán redimidos, sin excepción.
¡de está forma estaremos listos para la redención total y completa – de inmediato ya!

Likutei sijot tomo 16 pág. 114

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario