96. Impureza de la ‘Nevela’

Es el precepto con el cual se nos ordenó la impureza del cadáver (de animal — nevelá), y este precepto incluye la impureza del cadáver (de animal) y todas sus leyes.

Te recuerdo ahora una introducción, que es adecuada que recuerdes en todo lo que ha de ser mencionado a continuación, (respecto) de los tipos de impureza. Y es: esto, el que nosotros enumeremos cada tipo de las impurezas en particular como un Precepto Positivo, no significa que estemos obligados a impurificamos con esta impureza, ni tampoco que hayamos sido advertidos de no impurificamos con ella de modo que sean Preceptos Negativos — sino que esto que la Torá dijo que quien toca este tipo (de cosa) se impurifica, o que tal cosa impurifica de tal manera a quien la toca, es un Precepto Positivo. Es decir: esta ley que nos ha sido ordenada, o sea, aquello que decimos que el que toca esta cosa determinada, de tal manera, se impurifica, y si es de otra manera, no se impurifica, constituye un precepto. Mas la impurificación en sí es cosa optativa: si quiere se impurifica, y si no, no se impurifica.

Dice el Sifrá: “Y en sus cadáveres no tocaréis — podría (yo pensar) que si una persona toca el cadáver (de un animal) ha de recibir Malkut (con) cuarenta (latigazos). Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: Y por estos os impurificaréis. Podría (yo pensar de este versículo) que si un hombre ve un cadáver (de animal) debe ir e impurificarse con él. Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: Y en sus cadáveres no tocaréis. ¿Cómo es (entonces) esto? Di, pues: (es) optativo”.

Así pues, el precepto es — la ley con que se nos ordenaron estas leyes, y nos fue dicho que quien toca a éste se impurificó, se hizo impuro y es pasible de todas las obligaciones de los impuros: salir fuera del Campamento de la Presencia Divina, no comer lo sacro, no tocarlo, etc. Y ésta es la ordenanza; es decir: que se hizo impuro si tocó esta cosa, o si estaba en su proximidad de determinada manera.

Recuerda este concepto en cada uno de los tipos de impureza.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario