85. Traer todos los Sacrificios Adeudados desde Fuera de la Tierra de Israel, al Santuario

Es el precepto con el cual se nos ordenó traer toda obligación contraída —Jatat, Olá, Ashám y Shlamím— a la Casa Elegida, a pesar de que ellos se encuentran fuera de la Tierra (de Israel). Es decir, a pesar de que nos hicimos pasibles de ellos (—de los Sacrificios) fuera de la Tierra (de Israel), se nos ha ordenado, pues, traerlos a la Casa Elegida.

Es obligación elevarlos (al Templo) incluso a pesar de la distancia del camino, y es lo que El, exaltado sea, dijo: Mas tus Santidades —las que tengas—, y tus promesas, cargarás, y vendrás al lugar.

Dice el Sifrí: “Mas tus Santidades — no habla de otra cosa que de las Santidades de fuera de la Tierra (de Israel); cargarás y vendrás — enseña que está obligado a ocuparse de su traslado hasta que lo traiga a la Casa Elegida”. Y allí se explicó que esto sólo se refiere al Jatat, el Ashám, la Olá y el Shlamím con que la persona se hizo pasible.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario