78. Separar el Diezmo del Ganado que Nacio en ese Año (“Maaser Behema”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó separar el diezmo de lo que ha de nacer para nosotros cada año, del animal puro; que ofrendemos su grasa y su sangre, y que nosotros comamos en Jerusalén lo que sobra de él.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y todo diezmo del ganado mayor y menor, todo lo que pase bajo la vara, el décimo será santo para Di-s — y éste es el Maaser Behemá.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el último Capítulo (del Tratado Talmúdico) de Bejorot. Y allí se explicó que esta ley rige incluso fuera de la Tierra (de Israel), también si no es delante del Templo — tal es la ley de la Torá. Por decreto de los Sabios, empero — (por temor a que) quizás sea comido (también) cuando no tiene defecto, puesto que carecemos del Santuario— dijeron: “No es vigente si no es delante del Santuario”; y cuando el Santuario esté construido — rige tanto para la Tierra (de Israel) como fuera de la Tierra (de Israel).

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario