74. Que un Ajeno al Sacerdocio no Haga el Servicio (“Avoda Bezar”)

Es la advertencia con la cual se previno al ajeno de rendir servicio (en el Santuario). Al decir “ajeno”, me refiero a todo aquel que no es de la simiente de Aharón.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Que un ajeno no se acerque a ustedes. El versículo explicó que quien transgrede este Precepto Negativo es pasible de la (pena de) muerte por Mano Divina, y es lo que El dijo: El ajeno que se acerque, morirá.

En la expresión del Sifrí: “El ajeno que se acerque, morirá — para el servicio. Escuchamos (de aquí) castigo. ¿Advertencia hemos escuchado? Para enseñárnosla fue dicho: Que un ajeno no se acerque a ustedes“.

Ya fue repetida la advertencia y el castigo en este tema, y es lo que El dijo:No se acercarán más los hijos de Israel a la Tienda de Reunión, (como) para cargar pecado y morir.

Ha sido explicado ya en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Iomá por qué servicios es pasible de muerte el ajeno. Dijeron: “(Por) cuatro servicios el ajeno es pasible de muerte, y estos son: el salpicado, la incineración, la libación del vino, y la libación del agua”. Allí, y en el último Capítulo del Tratado de Zevajím, se explicaron las leyes de este precepto.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario