73. No Ingresar al Santuario ni Emitir Juicio en Estado de Ebriedad (“Kenisa Lamikdash O Lehorot, Shatui”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no ingresar al Santuario o instruir (es decir, dar un dictamen,) en absoluto de las leyes de la Torá cuando estamos en estado de ebriedad.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Vino y licor no has de beber… cuando vengáis a la Tienda de Reunión… y para enseñar a los hijos de Israel…

En la expresión del Talmud: “Si bebió un reviít — que no instruya”

En el castigo de este Precepto Negativo hay una variante: quienes están ebrios por el vino tienen prohibido ingresar desde entre el ulám y el Altar, junto con todo el heijal si ingresó — es pasible de (la pena de) Malkut. Y si hizo servicio en tanto estaba ebrio — es pasible de (la pena de) muerte por Mano Celestial. Si bebió algo de los demás elementos embriagadores—a excepción de vino— y sirvió, es pasible sólo de (la pena de) Malkut, y no de muerte. Todo el que instruye estando ebrio —ya sea un sacerdote o un Israel— transgrede, pues, un Precepto Negativo —ya sea si está ebrio por el vino o por cualquier otra (bebida) embriagadora—.

Dice el Sifrá“vino no has de beber — no tengo (indicio) salvo para vino. ¿De dónde (sé indicio) para incluir los demás embriagantes? Para enseñárnoslo fue dicho: licor. Si es así, ¿para qué fue dicho vino? (Para enseñar que) por el vino (es castigado) con (la pena de) muerte, y por los demás embriagantes (es transgresor) a una advertencia”

Y allí dijeron: “¿De dónde (sé) que no es pasible (de pena) a menos que sea en momento de servicio? Para enseñárnoslo fue dicho: Tú y tus hijos contigo, cuando vengáis a la Tienda de Reunión

Y allí dijeron: “Podría (yo pensar) que (un) Israel sería pasible de (la pena de) muerte por la instrucción (en estado de ebriedad). Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: Tú y tus hijos contigo (…) y no moriréis — tú y tus hijos (son penados) con muerte, pero Israel no son pasibles de (pena de) muerte por la instrucción (en estado de embriaguez)”.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Cuarto (del Tratado Talmúdico) de Keritot.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario