69. Que un Sacerdote Defectuoso no Ingrese al Santuario (“Kenisat Kohen Baal Mum”)

Es la advertencia con la cual se previno al sacerdote defectuoso de no ingresar al Heijál en general, es decir, (el lugar donde se alza) el Altar, entre el ulám y el Altar, y (entre) el ulám y el heijál.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: mas, hasta la cubierta (del Arca) no vendrá, y al Altar no se acercará.

Ya se explicó al comienzo (del Orden Talmúdico) de Toharot que los defectuosos y quienes lleven el cabello desgreñado tienen prohibido el ingreso (al sector comprendido) entre el ulám y el Altar, incluyendo todo elheijál.

También se explicó en el Sifrá que estos dos Preceptos Negativos —es decir: (1) hasta la cubierta (del Arca) no vendrá, y (2) al Altar no se acercará— no bastarían uno sin el otro, y ambos son complemento necesario para la integridad del concepto, esto es, la delimitación del lugar al que tienen prohibido ingresar.

Quien adrede ingresó más allá del Altar, aun sin intención de (rendir) servicio, recibe la pena de Malkut.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario