46. No Vivir en Egipto (“Lagur Bemitzraim”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no vivir jamás en la Tierra de Egipto, a fin de que no aprendamos su herejía ni nos conduzcamos con sus costumbres depreciadas al entender de la Torá.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No volverán otra vez más por este camino.

El Precepto Negativo en este sentido fue repetido ya (en la Torá) tres veces. Dijeron: “En tres lugares la Torá advirtió a (el pueblo de) Israel de no volver a Egipto, en tres (oportunidades) volvieron, y en tres (oportunidades) fueron castigados”.

Los tres lugares: uno de ellos — es el que hemos mencionado. El segundo — lo que El dijo: (Di-s te hará regresar a Egipto en barcos) por el camino que te he dicho: ‘no volverás a verlo’. Y el tercero — lo que El dijo: pues que habéis visto a Egipto hoy, no volveréis a verlos más, jamás.

A pesar de que el significado literal del versículo es que se trata de un relato; nos ha llegado en tradición que es un Precepto Negativo.

Al final de la Guemará (—Talmud, Tratado de) Sucá se ha explicado que también Alejandría está incluida en la tierra en la que está prohibido morar, y desde el mar de Alejandría se mide una franja territorial de 400 parsá de largo y 400 parsá de ancho, y ésta es toda la Tierra de Egipto en la que está prohibido morar.

Está permitido, empero, pasar por ella para comercio, o para pasar a otra tierra. Explícitamente dijeron en el (Talmud) Jerosolimitano: “para asentarte no vuelves tú, pero vuelves tú para mercadería, y para conquista de la tierra”.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario