44. No Rasurar la Barba (“Guiluaj Hazakan”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no rasurar la barba, y (ésta) tiene cinco partes: la mejilla superior del lado derecho, la mejilla superior del lado Izquierdo, la mejilla inferior del lado derecho, la mejilla inferior del lado izquierdo, y el mentón. Ya sobrevino el Precepto Negativo con esta expresión: Y no destruirás las puntas de tu barba, pues todo es llamado ‘barba’.

No dijo (el versículo) ‘No destruyas tu barba’ sino ‘No destruirás las puntas de tu barba’, queriendo decir:

‘No destruirás siquiera una punta de toda tu barba’, sobre lo cual vino como interpretación que las puntas son cinco, como las hemos dividido.

Si las rasuró todas es pasible de cinco (penas de) Malkut, aun si lo hiciera de una sola vez.

En la expresión de la Mishná: “Por la (destrucción de la) barba, (es pasible de) cinco (penas): dos por (las puntas de) este lado, dos por (las puntas de) este (otro) lado, y una por (las puntas de) abajo de ellas. Rabí Eliezer dice: Si fueron retiradas todas de una vez, no es pasible sino de una (pena)”. Al respecto dijeron en el Talmud: “Vemos, entonces, que Rabí Eliezer opina que es un único Precepto Negativo”. Es ello evidencia clara que el primer Taná (citado en la Mishná) sostiene que son cinco Preceptos Negativos — y así es (establecida) la ley.

También éste era un hábito de los sacerdotes paganos, como hoy es popular en cuanto a los sacerdotes europeos, que rasuran su barba.

El motivo de que no han de ser contadas (estas cinco prohibiciones) como cinco preceptos (individuales) es que su Precepto Negativo fue expresado en singular y es una única cuestión, como explicamos en el Precepto precedente.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya al final (del Tratado Talmúdico) de Makot.

Las mujeres no están sujetas a este Precepto Negativo.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario