36. No Preguntar al ‘Ov’ (“Sheelat Ov”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no preguntar al ov, y pedir de él información.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No se ha de hallar en ti… y quien pregunta al ‘ov’.

Quien transgrede este Precepto Negativo, es decir, el que pregunta al ‘ov’— no es pasible de (la pena de) muerte, pero ésta es cosa prohibida.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario