286. No Aceptar el Testimonio de un Pecador (“Kabalat Edut Merasha”)

Es la advertencia con la cual se previno al juez de no aceptar el testimonio de un hombre malvado y actuar de acuerdo a su testimonio.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No unas tus manos con un malvado, para ser falso testigo. Sobrevino la explicación: No te unas a un malvado como testigo, no te unas a un deshonesto como testigo — es para excluir a los deshonestos y a los ladrones, quienes son inválidos para el testimonio, dado que fue dicho: Si un testigo deshonesto se levantara contra un hombre…

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Tercero (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario