28. No Prestar Atención al que Profetiza en Nombre de un Ídolo (“Shmia Lemitnave Beshem Avoda Zara”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no oír la profecía del que profetiza en nombre de un ídolo

—es decir: que no discutamos con él ni le preguntemos y digamos: ‘¿cuál es tu demostración y cuál es tu prueba acerca de aquella cosa?’, como sí hemos de hacer con quien profetiza en Nombre de Di-s—. Por el contrario, cuando lo oigamos profetizar en su nombre (—el del ídolo) hemos de reprenderlo por ello, tal como estamos obligados (a hacerlo) con todo pecador. Y si ha de persistir en su argumento — hemos de castigarlo como corresponde de acuerdo a las leyes de la Torá, y no hemos de tomar en cuenta sus demostraciones ni sus pruebas.

Respecto de esto nos advirtió El, exaltado sea, al decir: No oirás las palabras de aquel profeta.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Undécimo (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario