269. No Desentenderse de un Objeto Extraviado (“Hitalmut Bimetzia”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no ignorar al objeto extraviado, sino que hemos de to­marlo y devolverlo a su dueño.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No podrás desentenderte.

Ya hemos explicado lo que ellos (—los Sabios) dijeron en el Mejilta acerca del tema de lo extraviado: “Hemos aprendido, como resultado, que él (—el que finge no verlo) transgrede un Precepto Positivo y un Precepto Negativo”. En la expresión de la Guemará: “La devolución de lo extraviado constituye Precepto Positivo y Precepto Negativo”.

En Deuteronomio repitió El, el Precepto Negativo al respecto, y se enunció sobre éste un Precepto Nega­tivo específico. Y es lo que El, exaltado sea, dijo: No verás al buey de tu hermano, o a su cordero, perdidos… Y en el Sifrí (dijeron): “No verás al buey de tu hermano — es un Precepto Negativo; y más adelante dice El: Cuando te topes (con el buey de tu enemigo, o con su burro, perdidos, devolver habrás de devolvérselo) — es un Pre­cepto Positivo”.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Segundo (del Tratado Talmúdico) de Babá Metziá.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario