25. No Incrementar Nuestra Fortuna con la Idolatría (“Hanaa Meavoda Zara”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no agregar a nuestro dinero nada perteneciente a la idolatría, sino que hemos de alejarnos de ella, de sus casas, y de todo lo que con ella esté relacionado.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: y no traerás abominación a tu hogar.

Quienquiera obtiene provecho de algo de ella — recibe (la pena de)Malkut.

Al final (del Tratado Talmúdico) de Makot explicaron que quien cocina con leños de Asherá — recibe dos (penas de) Malkut: una, en virtud de:no traerás abominación a tu hogar, y otra, en virtud de: nada se pegará a tu mano. Entiéndelo.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Tercero (del Tratado Talmúdico) de Avodá Zará.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario