244. No Hurtar Valores Monetarios (“Gneivat Mamon”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no hurtar dinero (o cosas que lo valen).

Es lo que El dijo: No hurtaréis.

En el Mejilta (dijeron): “No hurtaréis — es, pues, advertencia para quien hurta dinero”.

Quien transgrede este Precepto Negativo es pasible de los pagos que el versículo ha estipulado: sea el pago doble, o el pago de cuatro y cinco (veces el valor robado), o la mera devolución del capital.

En el Sifrá (se dijo): “Puesto que en ‘hurto’ fue dicho dos ha de pagar — hemos aprendido castigo. ¿De dónde (hemos aprendido) advertencia? Para enseñárnosla fue dicho: No hurtaréis; (está prohibido incluso si es apenas) con la intención de provocar disgusto”, es decir, con el fin de fastidiar a quien se le ha hurtado y llevarlo a la confusión, mas (tu intención fue que) luego has de devolverle. “No hurtaréis — (incluso) para pagarle ‘pagos de cuatro y cinco (veces su valor)”.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el capítulo Séptimo (del Tratado Talmúdico) de Babá Kamá.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario