235. No Prestar con Intereses (“Halvaa Berivit”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no prestar con interés.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Tu dinero no le darás con usura (‘néshej’), y con interés (‘tarbit’) no darás tu alimento.

Estos dos Preceptos Negativos han sobrevenido en un mismo tema para darle vigor, haciendo que el que presta con interés sea transgresor en virtud de dos Preceptos Negativos, pero no son dos cosas (distintas) — dado que usura es el interés e interés es la usura—. En la Guemará (—Talmud, Tratado de) Babá Metziá dijeron: “No encuentras tú usura sin interés ni interés sin usura. ¿Y por qué los separó el versículo? Para que transgreda dos Preceptos Negativos”. Y allí dijeron: “Por ley de la Torá, usura e interés son una misma cosa”. Y más dijeron allí: “Ahora que está escrito Tu dinero no le darás con usura y con interés no darás tu alimento, léelo (así:) Tu dinero no le darás con usura y con interésCon usura y con interés no darás tu alimento”, de modo que todo el que presta con interés dinero o frutas, transgrede dos Preceptos Negativos. Esto es en adición a los demás Preceptos Negativos que sobrevinieron asimismo respecto del prestamista, para reforzar (la prohibición), puesto que este Precepto Negativo ha sido repetido ya (en la Torá) con otra expresión. Dijo El: No tomes de él usura e interés. Y fue explicado en la Guemará(—Talmud, Tratado de) Babá Metziá que también este Precepto Negativo es para el prestamista, sólo que todos estos son Preceptos Negativos redundantes —como hemos explicado en el Noveno Fundamento— pues todos han sido repetidos en un mismo concepto, y éste es: que se advirtió al prestamista de no prestar con interés.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Quinto (del Tratado Talmúdico) de Babá Metziá.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario