23. No Reconstruir la ‘Ciudad Apostata’ (“Bniat Ir Hanidajat”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no (re)construir la ciudad apóstata.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: y será montículo eterno, no será jamás(re)construida.

Todo el que construye de ella algo —es decir, que vuelva a ser poblada como lo era antes— es pasible de (la pena de) Malkut.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Décimo (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario