214. Que el Marido se Consagre a su Mujer en el Primer Año de Matrimonio

Es el precepto con el cual se nos ordenó que el novio se dedique específicamente a su mujer un año entero; que en él no vaya en viajes, no salga con el ejército de conquista, ni asuma obligación que a todo esto se parezca. En cambio, se alegrará con ella un año íntegro desde el día en que la hizo entrar (en matrimonio).

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Libre será para su hogar un año, y alegrará a su mujer, la que tomó.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Octavo (del Tratado Talmúdico) de Sotá.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario