199. Devolver a su Dueño la Prenda de Garantia Cuando este la Necesite (“Hajzarat Mashkon”)

Es el precepto con el cual se nos ordenó devolver la prenda a su dueño judío en el momento en que la precisa. Si la prenda es de algo que se precisa en el día—por ejemplo: herramientas de su trabajo y labor— que se los devuelva durante el día y los prende a la noche; y si es algo que se precisa durante la noche—por ejemplo, ropas de cama y frazadas con las que duerme— que se los devuelva a la noche y los prende durante el día.

Dice el Mejilta: “Hasta la venida del sol se los devolverás — ésta es una vestimenta diurna que tú le devuelves todo el día. Y una vestimenta nocturna —que tú le devuelves toda la noche—, ¿de dónde (sabemos)? Para enseñárnoslo fue dicho: Devolver, has de devolverle la prenda con la puesta del sol”. De aquí dijeron: se prenda una vestimenta diurna durante la noche y una vestimenta nocturna durante el día; se devuelve una vestimenta diurna durante el día, y una vestimenta nocturna durante la noche.

Ya se explicó en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Makot que lo que El dijo: No vendrás a su casa para tomar de él prenda es un Precepto Negativo adosado a un Precepto Positivo, y que el Precepto Positivo es lo que El dijo: Devolver, has de devolverle la prenda. En la expresión del Sifrí: “Devolver, has de devolverle — enseña que le devuelve elementos del día en el día y elementos de la noche en la noche: una frazada — a la noche, y un arado — en el día”.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Noveno (del Tratado Talmúdico) de (Babá) Metziá.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario