194. No Beber “Iain Nesej”

Es la advertencia con la cual se nos previno de no beber Iáin Nésej (‘vino de libaciones paganas’). Respecto de ésta no se dijo un versículo claro y textual, pero fue dicho en (relación con) el culto idólatra: Que comieron la grasa de sus sacrificios y bebieron el vino de sus libaciones. Tal como la (ingestión de la) ofrenda (pagana) está prohibida, así (beber) el vino (de libaciones paganas) está prohibido.

Tú ya sabes que está prohibido tener provecho de él, y que por (obtener provecho de) él se recibe (la pena de) Malkut — como es notorio en todo el Talmud.

La prueba de que ‘vino de libaciones’ es una de las prohibiciones bíblicas y de que es enumerado entre la generalidad de los Preceptos Negativos, es lo que dijeron en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Avodá Zará: “Rabí Iojanán y Reish Lakish, ambos, dijeron:

‘Todas las prohibiciones de la Torá, (háyanse mezclado) tanto con su misma especie (permitida) o no, (para convertir en permitido o prohibido al alimento con el que se mezclaron, dependen) de que (le) den gusto, con excepción de Tével y ‘vino de libaciones’, los que: si (se mezclaron) con su misma especie (la volvieron prohibida) incluso si fue en mínima medida; y (si se mezclaron) con una especie disímil a la suya, (la prohíben) al dar (a aquella especie el) gusto (propio)”. Prueba clara, pues, que Iáin Nésejpertenece a las prohibiciones de la Torá.

También en el Sifrí, cuando mencionaron el orden de la decadencia de Israel al estar en Shitím y prostituirse con las hijas de Moav, dijeron: “El (judío) ingresaba (a la tienda de la mujer), y el cántaro —colmado del vino de los Amonitas— estaba junto a ella —y el vino de los no-judíos aún no había sido prohibido a Israel—. Le dijo ella a él: Quieres beber… (y de ese modo lo llevaba al pecado)”. Y de lo que dijo ‘aún no había sido prohibido’ se entiende sin duda que posteriormente sí fue prohibido.

Sin embargo, de lo que dijeron (en el Talmud) respecto de las dieciocho cosas que decretaron (los Sabios de las Academias de Hilel y Shamai) incluyen do ’sus vinos’ en ellas, así como también lo que dijeron: “el (caso del) ‘vino de libaciones’ es diferente pues con él nuestros Sabios han sido más severos”, se referían, con ello, a stám ieinám, mas no al ‘vino de libaciones’ propiamente dicho. El ‘vino de libaciones’ mismo está prohibido por la Torá. Y ya has conocido lo que dijeron (los Sabios): “Hay tres clases de vino (de no-judíos)…”

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en los últimos capítulos (del Tratado) de Avodá Zará.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario