185. No Comer Grasas Prohibidas (“Ajilat Jelev”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer Jélev (grasas prohibidas1) de una animal puro.

Dijo El, exaltado sea: Todo ‘jélev’ de buey, cordero o chivo, no comeréis. También en éste fue repetido (en la Torá) el Precepto Negativo, y explícitamente impuso sobre él el castigo de Caret.

¿Cuándo fue dicho esto? Si fue adrede; si fue sin premeditación — es pasible de traer un (sacrificio) Jatat.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Séptimo (del Tratado Talmúdico) de Julín.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario