18. No Acallar —el Instigado— su Rencor al Instigador (“Hakalat Netira”)

Es la advertencia con la cual se previno al instigado de no aliviar su rencor hacia el instigador, sino que inexorablemente debe guardarle rencor. Y cuando no le guarda rencor — transgrede un Precepto Negativo.

Es lo que El dijo: ni le oigas. Sobrevino (a ello) la explicación: “Puesto que fue dicho: ayudar, ayudarás con él, podría (yo pensar) que ayudas tú a éste. Para enseñarnos (que no es así) fue dicho: ni le oigas”.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario