179. Prohibición Global de Comer Insectos (“Kolel Kol Sheretz”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer insecto, cualquiera que fuere, sin determinación (específica de especie), sean insectos voladores, sean insectos acuáticos, sean insectos terrestres.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No abominéis vuestras almas con todo insecto que se arrastra; no os impurifiquéis con ellos, para ser impuros.

Este es un Precepto Negativo individual y por (la transgresión a) él se recibe (la pena de) Malkut; es similar a la prohibición global.

En consecuencia, quien come algo de ‘os insectos terrestres — recibe dos (penas de) Malkut: una, en virtud de todo insecto que se multiplica sobre la tierra, abominación es él, no será comido, y otra en virtud deno abominéis vuestras almas con todo insecto. Asimismo, quien come algo de los insectos voladores — recibe dos (penas de) Malkut: una, en virtud de insecto volador, impuro es para vosotros, no han de ser comidos, y otra en virtud de no abominéis vuestras almas con todo insecto.

Si comió un único ser vivo, y aquel (ser) vivo era volador y se arrastraba sobre la tierra —de modo que es ‘insecto volador’ e ‘insecto terrestre’— será pasible, por (la transgresión cometida con) él, de cuatro penas deMalkut. Si, además de ello, fuera ‘insecto acuático’— será pasible, por (la transgresión cometida con) él, de seis (penas de) Malkut. La quinta (pena de) Malkut en virtud de ’ser acuático’ impuro acerca del cual se dijo: de la carne de ellos no comeréis, y la sexta (pena de) Malkut en virtud no abominéis vuestras almas con todo insecto que se arrastra, pues éste incluye también al insecto acuático. No tenemos, para prohibir al insecto acuático, otro versículo adicional fuera de no abominéis vuestras almas con todo insecto que se arrastra (como sí lo tenemos en particular para el ‘insecto terrestre’ y el ‘insecto volador’). Es de acuerdo a estas reglas que dijeron en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Makot: “Si comió una potita — recibe cuatro (penas de) Malkut; si comió una hormiga — recibe cinco (penas de) Malkut; si comió una avispa — recibe seis (penas de)Malkut“.

Esta es la interpretación que dio quienquiera he oído su comentario o he visto sus palabras acerca de este tema, es decir, el de “Si comió unapotita…”, y es una interpretación incorrecta; no será así ni tendrá vigencia a menos de que se trastocaran las legítimas reglas enunciadas en el texto Talmúdico. Vale decir que, si has de meditar en lo que te hemos anticipado aquí, encontrarás que han hecho pasible de tres (penas de) Malkut en virtud de un único Precepto Negativo: no abominéis vuestras almas con todo insecto.

La invalidación de esto, y que de ninguna manera se reciben dos (penas de) Malkut por (la transgresión a) un único Precepto Negativo, ya ha sido explicada

—como han explicado en la Guemará (—Tratado Talmúdico de) Julín— y nosotros yate hemos anticipado varias veces esta norma, y más adelante vendrán a ti ejemplos de la misma.

El modo correcto (de interpretación), a fin de que no tengas dudas ni te confundas es: quien come un ser vivo que es al mismo tiempo insecto volador, acuático y terrestre, recibe sólo tres (penas de) Malkut: una en virtud de ser insecto volador -cuyo Precepto Negativo es explícito—; otra, en virtud de ser insecto terrestre —cuyo Precepto Negativo también es explícito—, y otra en virtud de No abominéis vuestras almas, pues también el insecto acuático fue prohibido como parte de ‘todo insecto’, y es lo que El dijo: No abominéis vuestras almas con todo insecto que se arrastra.

Si comió insecto (que es) sólo terrestre, recibe una única (pena de)Malkut, en virtud de ‘insecto terrestre’. Lo mismo sucede con el insecto volador — (recibe) una (única pena de Malkut) en virtud de ‘insecto volador’. Idénticamente sucede con el insecto exclusivamente acuático — (recibe) una (única pena de Malkut) en virtud de no abominéis vuestras almas con todo insecto que se arrastra. Y puesto que este Precepto Negativo incluye al insecto terrestre, no ha de recibir, por el insecto terrestre, dos (penas de) Malkut. Puesto que incluso si nos hubieran sobrevenido mil Preceptos Negativos, todos explícitos, respecto de ‘insecto terrestre’ — no (se) recibe por ellos salvo un único (castigo de)Malkut, por cuanto que todos han sido repetidos en un mismo tema. E incluso si hubiera dicho El mil veces insecto terrestre no comeréis, insecto terrestre no comeréis, no ha de ser pasible por ello más que de un único (castigo de) Malkut.

¿Has visto, acaso, que quienes fijaron esta regla incorrecta sustenten que quien viste Shaatnez recibe dos (penas de) Malkut, debido a que al respecto han sobrevenido dos Preceptos Negativos explícitos? No he visto que así opinen, más bien habría de resultar extraño a sus ojos si alguien así lo hubiera dicho; mas sus propias palabras no les resultan extrañas a sus ojos, al decir ellos que por ‘insecto terrestre’ o por ‘insecto volador’ se reciba dos (penas de) Malkut: una, en virtud del Precepto Negativo explícito a su respecto, y otra en virtud de no abominéis vuestras almas con todo insecto. Esto es absolutamente claro, tanto, que no habrá de pasar inadvertido siquiera a los sordos y a los mudos.

He de retornar al tema cuya explicación había comenzado, para completarlo, y diré que si sucedió que se formó un ser vivo en cualquiera de los vegetales o de las frutas y éste salió al exterior, a pesar de que no tocó la tierra — quien lo come, pues, es pasible de una (pena de) Malkut, pues a su respecto se pronunció un Precepto Negativo individual —como hemos explicado en el precepto precedente a éste—. Si se arrastró sobre la tierra y reptó por ella (y no es de un tipo que se multiplica) — por su ingestión es pasible de dos (penas de Malkut): una, en virtud de todo insecto que se arrastra sobre la tierra no comeréis, pues abominación son ellos, y una en virtud de no impurifiquéis vuestras almas con todo insecto que se arrastra sobre la tierra. Si, en adición a ello, sucedió que (se trata de uno que) se multiplica — se hace pasible, por (la transgresión con) él, de tres (penas de) Malkut: las dos que hemos mencionado anteriormente, y una tercera en virtud de y todo insecto que se multiplica sobre la tierra, abominación es él, no será comido. Si a ello ha de sumársele que volase, se hará pasible, por (la transgresión con) él, de un cuarto (castigo de) Malkut en virtud de todo insecto volador, impuro es para vosotros, no será comido. Si en adición a que fuera volador, también fuera nadador — como vemos siempre en numerosas especies— se hará pasible por (la transgresión con) él, de cinco (penas de) Malkut; este quinto Malkut, en virtud de ‘insecto acuático’, pues sobrevino un Precepto Negativo que lo incluye, y es lo que El dijo: No abominéis vuestras almas con todo insecto que se reproduce, no os impurifiquéis con ellos. Si a ello —el que surja de sí mismo— se le agrega que es ser volador — se hará pasible de un sexto (castigo de) Malkut, en virtud de y a estos, de todos los seres voladores, abominaréis; no serán comidos.

No te asombres por el hecho de que se forme un ser volador de la putrefacción de las frutas, pues a menudo vemos seres voladores que surgen de la putrefacción, y son más grandes que los bundak.

Tampoco te sorprendas por el hecho de que una misma especie sea ’ser volador impuro’ e ‘insecto volador’ — pues no es algo remoto el que posea las propiedades del ser volador y sus actitudes, y las propiedades del insecto volador. Puedes ver, pues, el comentario de todos los Rishoním, quienes han enumerado —como parte de estos seis (castigos de)Malkut— al ser acuático impuro y al insecto acuático; ello es correcto, no he de refutarlo, pues es posible que fuera un ser acuático y un insecto acuático; así también será un ser volador y un insecto volador. Este es elpotita, que era ser volador e insecto volador, insecto terrestre e insecto acuático y, en consecuencia, por (la transgresión con) él se es pasible de cuatro (penas de Malkut).

La hormiga que fue mencionada (en el mismo texto) es aquella que surge de la putrefacción de las frutas y que no se reproduce. Por (la ingestión de) ella — es pasible de una (pena de Malkut) en virtud de ‘insecto que se separó del alimento’; otra (pena de Malkut), por ’se multiplica sobre la tierra’; otra, por ’se arrastra sobre la tierra’; otra, por ‘insecto volador’; y otra, por ‘insecto acuático’

Por la tzirá, que también surge de la putrefacción, se suma a estos el (hecho de) que es ‘un ser volador’ y un ‘insecto volador’.

El imposible de que surja una tzirá, una nemalá —o sus parecidos de las especies que vuelan y se reproducen— de la putrefacción y dentro de las frutas, sólo es (concebible) entre la plebe, aquellos que carecen de conocimientos en las Ciencias Naturales e imaginan imposible que surja algo de especie alguna de no ser de machó y hembra, pues ven que por lo general es así.

Ten presente estas reglas y comprende este tema, pues se trata de uno bien ordenado.

Ya te he explicado, pues, los elementos a través de los cuales has de comprobar y decir: ‘por la ingestión de este ser vivo se es pasible de tantos (castigos de) Malkut, y por éste (otro) se es pasible sólo de tantos’.

De estas expresiones te será aclarado que si alguien ingiere un ser vivo entero, no se toma en cuenta la medida ni se dice a su respecto (que es pasible de pena sólo cuando comió un) kazáit, sino que incluso si come un mosquito recibe tres (penas de) Malkut: en virtud de ‘insecto que se multiplica’, ‘insecto que se arrastra’ e ‘insecto volador’.

En adición dijeron: Quien demora deponer sus excrementos — transgrede por no abominéis vuestras almas. Asimismo, quien bebe agua de una sangradera —que es un recipiente de quien hace sanguijuelas (ventosas) — transgrede por ‘no abominéis vuestras almas’. Idéntica es la ley por la ingestión de suciedades y cosas repulsivas, y por beber cosas repugnantes, que causan asco a la mayoría de los seres humanos. De todo esto se nos ha advertido, mas no se es pasible de (la pena de) Malkut por ellos, dado que literalmente el versículo sólo alude al insecto; empero, por (la transgresión con) ellos se lo castiga con makat mardut.

De todo lo que hemos anticipado te ha quedado en claro, pues, que de este versículo —no abominéis vuestras almas— hemos aprendido únicamente la prohibición del insecto acuático, acerca de la cual no ha sobrevenido Precepto Negativo específico alguno fuera de éste.

Entiéndelo.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario