172. No Comer Animales o Bestias Impuras (“Ajilat Behema Vejaia Temea”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer animal impuro o bestia impura.

Es lo que El dijo: Mas a estos no comeréis de los rumiantes… al camello, al cerdo, a la liebre y al conejo.

Con respecto a los demás animales impuros no se ha pronunciado un Precepto Negativo textual. Sin embargo, de lo que El dijo: (Y) todo animal de pezuña hendida, que rumía de entre los animales, a él comeréis, supimos que se nos ha advertido respecto de la consumición de todo el que carece de las dos señales simultáneamente (—rumia y pezuña hendida—), sólo que es un Precepto Negativo que surge de un Precepto Positivo, del que se explicó que constituye un Precepto Positivo. Y por regla tenemos que un Precepto Negativo que surge de un Precepto Positivo es un Precepto Positivo, y por (la transgresión de) él no se recibe (la pena de) Malkut.

No obstante, se nos prohibieron los demás animales y bestias impuros, y nos hemos hecho pasibles de Malkut por su ingestión, mediante un kal vajomer. Pues decimos: ’si por el cerdo y el camello, que poseen una única señal de pureza — se recibe (la pena de) Malkut por (la transgresión cometida con) ellos, con más razón entonces por el resto de los animales y bestias que no tienen señal de pureza alguna en absoluto — que se recibe por (la transgresión cometida con) ellos (la pena de) Malkut’.

Oye la expresión del Sifrá respecto de todo esto:

Dijeron: “a él comeréis — él (que) sea comido, pero el animal impuro no es (permitido) para comida. Tengo únicamente (indicio) de que (transgrede, al comerlo,) un Precepto Positivo; (que transgrede) un Precepto Negativo, ¿de dónde (lo sé)? Para enseñárnoslo fue dicho: mas a estos no comeréis de los rumiantes. (De allí) sólo tengo (indicio) de estos exclusivamente — (para) los demás animales impuros, ¿de dónde (sé)? Pues es ley (lógica): si estos, que poseen señal de pureza, comerlos está (prohibido) por un Precepto Negativo, (entonces) los demás animales impuros, que carecen de señal de pureza, ¿no es con más razón que (quien los come) es (transgresor) por un Precepto Negativo? Resulta (en definitiva): (la prohibición de) el camello, la liebre, el conejo y el cerdo — (surge directamente) del versículo; (la de) el resto de los animales impuros — (surge) del kal vajomer. Y resulta que su Precepto Positivo (surge) del versículo, y su precepto Negativo (surge) del kal vajomer. Sólo que estekal vajomer viene simplemente a dárnoslo a conocer, tal como dijeron respecto de ’su hija”, según hemos de explicar en su lugar.

En consecuencia, quienquiera come un kazáit de la carne de un animal o bestia impura, de cualquier especie de estos que fuere, recibe (la pena de)Malkut por ley de la Torá; sábelo.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario