171. No Arrancarse el Cabello de la Cabeza por un Muerto (“Korja Lamet”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no arrancar el cabello de la cabeza por los muertos, al estilo de como lo hacen los necios.

Es lo que El dijo: No pondréis parche calvo entre vuestros ojos, por el muerto. Reiteró este Precepto Negativo respecto de los Sacerdotes, y dijo no cortarán mechón en sus cabezas, a fin de completar la ley, pues de lo que fuera dicho entre vuestros ojos hubiéramos dicho que está prohibido sólo al frente de la cabeza. Por eso explicó y dijo no cortarán mechón en sus cabezas, para hacer pasible (de pena) por (arrancar de) toda la cabeza como entre los ojos.

Asimismo, si sólo hubiera dicho no cortarán mechón en sus cabezas, hubiéramos dicho: ya sea por un muerto ya sea no por un muerto. Por eso explicó allí ‘por el muerto’.

Todo el que arrancando (cabello) pone al descubierto en su cabeza un espacio calvo del tamaño de un frijol, específicamente por el muerto, recibe (la pena de) Malkut. Sea un Sumo Sacerdote o un Israel, recibe unMalkut por cada vez que lo hace.

Análogamente, lo que reiterara respecto de los Sacerdotes —no rasurarán las puntas de sus barbas ni en su carne harán tajos— no vino sino a completar la doctrina de la ley, como se explicó al final (del Tratado Talmúdico) de Makot.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario