170. Prohibición —para los Levitas— de Tomar Parte del Botin de Guerra (“Biza Laleviim”)

Es la advertencia con la cual se previno además a toda la Tribu de Leví de no tomar parte del botín que se incauta durante la conquista de la Tierra de Israel.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: No tendrán los Kohaním, (que son) de la Tribu de Leví, toda la Tribu de Leví, parte y herencia.

En la expresión del Sifrí: “parte — en el botín, herencia — en la tierra”.

Podrías cuestionarme y decir: ¿Por qué has enumerado estos dos temas como dos preceptos —y estos son: la advertencia de no tomar parte de la tierra, y la advertencia de no tomar parte del botín— (en forma individual), si están en un único Precepto Negativo, por lo que éste es un Precepto Negativo Global, acerca del cual has anticipado (en los Fundamentos) que se enumera como un único Precepto Negativo?

Sabe que este Precepto Negativo ya ha sido individualizado. Dijo El: Y él (el levita) no tendrá herencia, por lo que son dos Preceptos Negativos en dos temas. Uno de ellos: No tendrán los Kohaním, (que son) de la Tribu de Leví (…) parte ni herencia — y es la advertencia de no tomar parte en el botín de la Tierra. Y el segundo; y él no tendrá herencia — la advertencia de no tomar parte de la Tierra.

La advertencia acerca de estos dos temas ya ha sido repetida (en la Torá) para los sacerdotes, y es lo que El, exaltado sea, dijo a Aharón: En la tierra de ellos no heredarás y parte no tendrás entre ellos. Sobrevino la explicación: “En la tierra de ellos no heredarás — mientras se reparte la tierra; y parte no tendrás entre ellos — en el botín”.

Quizás has de pensar que estos dos Preceptos Negativos mencionados respecto de los kohaním son dos preceptos (individuales) y de acuerdo a ello corresponde enumerarlos (por separado). Sabe que puesto que el Precepto Negativo sobrevino en forma global —toda la Tribu de Leví— han sido incluidos, pues, los kohaním, en la globalidad, y en efecto lo ha reiterado respecto de los kohaním para darle vigor. Similarmente, todo lo global y lo detallado que se parezca a esto, no es repetido más que para fortalecer y completar la ley, puesto que no se ha obtenido plenamente la ley de un único Precepto Negativo.

Si hubiéramos enumerado lo que El dijo a Aharón:

En la tierra de ellos no heredarás, y parte no tendrás entre ellos en adición a lo que El dijo: No tendrán los Kohaním, (que son) de la Tribu de Leví… deberíamos entonces —en virtud de este mismo parámetro— enumerar la prohibición de ‘divorciada, profanada y zoná‘ para el Sumo Sacerdote como tres Preceptos Negativos, en adición a los tres Preceptos Negativos que sobrevinieron (a tales efectos) para todo sacerdote en general, tanto el Sumo como el ordinario.

Y si alguien dijera que así debería enumerarse, le diríamos que forzosamente el Sumo Sacerdote será pasible de dos (penas) por (su transgresión con) la (mujer) divorciada —una porque él es un sacerdote y la (mujer) divorciada le está prohibida, y la segunda porque es un Sumo Sacerdote y la (mujer) divorciada le está prohibida en adición por otro Precepto Negativo—; y ya se ha explicado ene1 Tratado (Talmúdico) de Kidushín que no es pasible más que de una (pena).

Surge (entonces) que es el Precepto Negativo Global aquel que habrá de enumerarse, y todo otro Precepto Negativo que ha de sobrevenir como pormenor en aquel mismo tema no viene más que a enseñar determinada ley, o para completar el tema, tal como hemos explicado en el Precepto 161 de estas mitzvot.

De este mismo tipo (de advertencias) es aquella con la que se advirtió a los sacerdotes que no cortarán mechón en sus cabezas, no rasurarán las puntas de sus barbas ni en su carne harán tajos. Estos tres Preceptos Negativos mismos ya han sido enunciados previamente a todo Israel en general, y dijo: No redondearéis las puntas de vuestra cabeza y No pondréis parche calvo entre vuestros ojos, por el muerto y corte, por el alma, no pongáis en vuestra carne — (ordenanzas) que fueron repetidas para los sacerdotes a los solos efectos de completar el tema tal cual se explicó al final (del Tratado Talmúdico) de Makot, cuando se explicaron las leyes de estos tres preceptos; si los Preceptos Negativos hubieran sido específicos para los sacerdotes y no para completar la ley, sino como preceptos independientes, el sacerdote se haría pasible, por cada acto de ellos, de dos (penas de) Malkut: una, en virtud de ser (parte de) Israel, y otra, en virtud, de ser él sacerdote — mas no es así. (Es pasible) sólo de un único (castigo de) Malkut como todo otro Israel, como se ha explicado en su (correspondiente) lugar.

Comprende bien esta regla y sábela.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario