165. Prohibición —para los Sacerdotes— de Abandonar el Santuario Durante el Servicio (“Ietzia Min Hamikadsh Bishaat Avoda Lakohanim”)

Es la advertencia con la cual se previno a los Sacerdotes de no salir del Santuario en momento de servicio.

Es lo que El dijo: Y de la puerta de la Tienda de Reunión no salgáis. También este Precepto Negativo fue reiterado respecto del Sumo Sacerdote, y dijo El:

Del Santuario no saldrá.

En expresión del Sifrá: “Y de la puerta de la Tienda de Reunión… — podría (yo pensar que la prohibición rige) ya sea en momento de servicio, ya sea cuando no es momento de servicio. Para enseñarme (que no es así) fue dicho (respecto del Sumo Sacerdote): Del Santuario no saldrá y no profanará — digo, entonces, ‘en momento de servicio’. (Luego, está escrito:) pues el óleo de unción de Di-s está sobre vosotros — no tengo de aquí (indicio) sino para Aharón y sus hijos —quienes fueron ungidos con el óleo de unción— que si salieron (del Santuario) en momento de servicio son pasibles de (la pena de) muerte (por Mano Divina). ¿De dónde (lo sé) para todos los sacerdotes de todas las generaciones? Para enseñármelo fue dicho: pues el óleo de unción de Di-s está sobre vosotros“.

Has de saber que para el Sumo Sacerdote hay una (prohibición) adicional: que no acompañe el féretro (de un pariente fallecido). Ese es el sentido literal del versículo, cuando dice: Del Santuario no saldrá. Así se explicó en el Capítulo Segundo (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín, que si le falleció alguien, no sale tras el féretro. Y lo aprendieron de lo que fuera dicho: Del Santuario no saldrá.

De esto se aprende que (el Sumo Sacerdote) puede rendir servicio en el día en que le falleció alguien. Tal es la expresión de ellos (—los Sabios) en (el Tratado Talmúdico de) Sanhedrín. Dijeron: “Del Santuario no saldrá y no profanará — de modo que otro que ha de salir, profanó”. Es decir, (se refiere a) el sacerdote ordinario, quien tiene prohibido rendir servicio cuando es onén. Y se le ha advertido al respecto —o sea, que no rinda servicio siendo onén— de esta interpretación (del versículo). Y ya se te ha explicado esta norma al final (del Tratado Talmúdico) de Horaiot: que el sacerdote común no rinda servicio (estando onén), y el Sumo Sacerdote (sí) rinde servicio estando onén.

Te ha sido explicado, pues, que lo que El dijo aquí y no profanará es negación (de una penalidad estipulada previamente) y no advertencia; o sea, (se pretende declarar) que el servicio del Sumo Sacerdote no se vuelve profano aun si es onén (mientras lo realiza). El sentido literal del versículo, (en consonancia,) es que lo que El dijo y no profanaráproporciona la razón del Precepto Negativo precedente, o sea: No saldrá (si se volvió onén) porque (de todos modos) no profanará (su servicio con ello).

De ambas formas no corresponde listar este Precepto Negativo de manera individual, como resulta claro a quien comprendió los Fundamentos que preceden a esta obra.

Ya se explicó que estos tres Preceptos Negativos

—que son: Su cabeza no dejará suelta, sus ropas no des tramará12 y del Santuario no saldrá— fueron repetidos respecto del Sumo Sacerdote para explicar un concepto específico, tal como se repitió su advertencia respecto de la mujer divorciada, profanada y prostituida, para explicar un concepto específico; y que las tres cosas por las que advirtió en estos tres Preceptos Negativos son las mismas que las que advirtió al decir El:Vuestras cabezas no dejaréis sueltas, vuestras ropas no destramaréis y de la puerta de la Tienda de Reunión no salgáis; y que Moisés —sea sobre él la paz— les hizo saber —es decir, a Elazar e Itamar— que “Con vuestro espanto por esta enorme desgracia no os han sido permitidas las cosas que os estaban prohibidas, sino que seguís advertidos como lo estabais, de no dejar crecer el cabello, no rasgar las vestimentas, ni salir del Santuario en momento de servicio”. Y el Precepto Negativo fue reiterado respecto del Sumo Sacerdote para explicarnos que el mismo es en momento de servicio, y que (por su transgresión) en momento de servicio exclusivamente se es pasible de (la pena de) muerte, como ves que aprendieron la interpretación de (lo dicho respecto del sacerdote ordinario:) de la puerta de la Tienda de Reunión no salgáis, de (lo dicho respecto del Sumo Sacerdote:) Del Santuario no saldrá.

Y a pesar de que en cada prohibición de estos Precepto Negativos que se reiteró respecto del Sumo Sacerdote hay un aspecto adicional, como hemos explicado, no se incrementará por ello el número de los preceptos para quien comprendió lo que hemos anticipado, pues el cuerpo del versículo es que (el sacerdote) no ha de hacer cosa alguna de éstas durante el servicio.

Esto, compréndelo.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario