161. Que el sumo Sacerdote no se Case con una Viuda (“Almana Lekohen Gadol”)

Es la advertencia con la cual se previno exclusivamente al Kohén Gadol—el Sumo Sacerdote— de no casarse con una viuda.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: (Mujer) viuda, divorciada, profanada o prostituida, a éstas no tomará.

Este Precepto Negativo —el del Sumo Sacerdote con una ‘divorciada, profanada o prostituida’— fue reiterado en la Torá (respecto del Sumo Sacerdote, a pesar de que estas mujeres ya estaban prohibidas para el Sacerdote común), por el motivo que explicaron en la Guemará (—Talmud, Tratado Talmúdico) de Kidushín. Este es: si ocurrió que una misma mujer era viuda, divorciada, profanada y prostituida — cuando la poseyó un Kohén Gadol éste es pasible de cuatro (penas de) Malkut; si la poseyó un Kohén común — recibe tres (penas de) Malkut.

Y allí dijeron: “Viuda, divorciada, profanada y prostituida — cuando éstas son en este orden, (por la relación con ellas se) recibe (una pena de)Malkut por cada una de ellas’. Y explicaron que esto es en una misma mujer. Y aquello que dijeron ‘en este orden’, (significa) que estos casos coincidieron con el orden del versículo: que sea primero ‘viuda’, luego ‘divorciada’, posteriormente sea ‘profanada’ y a continuación sea ‘prostituida’. Ello nos es necesario por cuanto que con una (misma) mujer y con una (misma) posesión (carnal) deseamos hacerlo pasible de estos cuatro (castigos de) Malkut, y tenemos por regla: “Una prohibición no recae sobre otra prohibición a menos de que: (1) sea una Prohibición Incluyente, o (2) una Prohibición Agrupante, o (3) una Prohibición Simultánea” — como hemos explicado en su lugar, en nuestro Comentario al Tratado (Mishnaico) de Keritot—, y si son en orden, habrá en todas una Prohibición Incluyente, como fuera explicado allí.

En cambio, si se trató de cuerpos diferentes —por ejemplo: poseyó a una mujer viuda, a otra mujer profanada, a otra mujer prostituida y a otra mujer divorciada— no hace falta decir que recibe Malkut por cada una de ellas.

Sólo resta que preguntes y digas: ‘Puesto que tenemos por regla que por un Precepto Negativo Global no se recibe Malkut, ¿por qué recibe Malkutpor cada una de ellas, si por todas se le ha prevenido en un único Precepto Negativo?’

Sabe, pues, que por eso es que repitió (Di-s) el Precepto Negativo en (el caso de) el Sumo Sacerdote con la divorciada, la profanada y la prostituida —para darnos a entender que su ley, en el caso de (transgresión con) ellas, es idéntica a la ley del Sacerdote común, quien recibe (la pena de) Malkutpor cada una de ellas. El Sacerdote común (a su vez) se hizo pasible deMalkut por cada una de ellas (individualmente) porque (dado que) una de ellas fue individualizada en un Precepto Negativo propio (adicional al globalViuda, divorciada, profanada o prostituida, a éstas no tomará) —y es lo que El dijo: Y mujer divorciada de su marido no tornarán—, adquirieron (en consecuencia) todas el carácter de (Preceptos Negativos) independiente. Por cuanto que individualizó a la divorciada con un Precepto Negativo, y, por ende, recibe Malkut ya sea sólo por la divorciada, así recibe Malkut ya sea sólo por la prostituida, y ya sea sólo por la profanada.

Este es el concepto que ellos (—los Sabios) dijeron en la Guemará (—Talmud, Tratado de) Kidushín: “Así como es separada la (prohibición de la) profanada y la prostituida en (el caso de) un Sacerdote común

— así también es separada en (el caso de) un Sumo Sacerdote”.

Y allí se explicó que si las mujeres son cuerpos individuales, recibe Malkutpor cada una, hayan sido o no en el orden (del versículo).

Te ha sido explicado, pues, que el Precepto Negativo por cada una de ellas es ordenanza individual, y en consecuencia recibe Malkut por cada una de ellas. Y allí se explicó que el Sacerdote común no es pasible deMalkut por poseer a cada una de ellas hasta que tome (—con Kidushín) y posea, y es lo que dijeron:

“Poseyó — recibe Malkut. No poseyó — no recibe Malkut“. (Y lo que dijo No tornará) fue sólo para dar el motivo: “¿Por qué no tornará? Para que no profanará“.

Las leyes de estos cuatro preceptos han sido explicados ya, íntegramente, en (el Tratado Talmúdico de) Iebamot y en (el Tratado Talmúdico de) Kidushín.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario