16. No Instigar a un Judío a la Idolatría (“Mesit”)

Es la advertencia con la cual se nos Previno de no instigar, o sea, llamar a uno de (los integrantes del pueblo de) Israel a rendir culto idólatra,

Esto es lo que se denomina: mesit, como hemos explicado antes.

El Precepto Negativo a este respecto es lo que El, exaltado sea, dijo acerca del instigador: y no harán más como esta mala cosa, en tu medio.

Quien transgrede esto —y éste es el que seduce a una persona de Israel— es pasible de (la pena de) Sekilá, tal cual dijo el versículo: pues matar, has de matarlo. Y la persona a la que el instigador quiso seducir, ésta es la que corresponde que lo mate, tal cual El, exaltado sea, explicó y dijo: Tu mano será la primera para darle muerte. En expresión del Sifrí: “Está en manos del instigado el precepto de matarlo”.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Séptimo (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario