144. No Comer del Primogénito Fuera de Jerusalen (“Ajilat Bejor Jutz Leierushalaim”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no comer al primogénito fuera de Jerusalén, si éste fuera indemne.

Es lo que El dijo: No podrás comer en tus portones… y los primogénitos de tu ganado mayor (‘bejorot’).

Dice el SifríY los primogénitos — éste es el primogénito (del ganado mayor y menor). El versículo vino sólo a enseñar que un ajeno (al sacerdocio) que comió al primogénito —sea antes del vertido de su sangre (sobre el Altar), sea después del vertido de su sangre— que transgrede un Precepto Negativo.

Te ha sido explicado, pues, que este Precepto Negativo incluye dos conceptos: advertencia para el ajeno (al sacerdocio) que no coma primogénito indemne (en cualquier lugar que fuere), y también advertencia para el Sacerdote respecto de su ingesta fuera de Jerusalén. En ambos casos, la ley depende del primogénito indemne.

Quien transgrede este Precepto Negativo — recibe (la pena de) Malkut.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario