133. Que Ningún Ajeno al Sacerdocio Coma ‘Teruma’ (“Ajilat Teruma Lezar”)

Es la advertencia con la cual se previno a todo ajeno (al Sacerdocio) de no comer ninguna Terumá.

Es lo que El dijo: Y todo ajeno no comerá lo sagrado; Su intención con este (término,) lo sagrado — (es) la Terumá. (Se incluyen) asimismo losBikurím, pues también ellos fueron llamados Terumá, como he de explicar.

A ello aludí cuando dije ‘ninguna Terumá‘, y la misma ley se aplica para quien usufructúa indebidamente y con premeditación (las cosas que pertenecen a) lo sagrado.

Si comió Terumá adrede, es pasible de (la pena de) muerte por Mano Celestial, y no es pasible del agregado de (la suma de) 1/5 (de su valor), como fue explicado en el Capítulo Sexto y el Capítulo Séptimo del Tratado de Terumá.

En el Capítulo Noveno (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín enumeraron a quienes son pasibles de (la pena de) muerte por Mano Celestial, y entre ellos (nombraron) al ‘ajeno que comió Terumá‘. Y trajeron prueba de ello de lo que El dijo: Y morirán por él pues lo han profanado y tras ello y todo ajeno no comerá lo sagrado.

En el Capítulo Segundo (del Tratado) de Bikurím dijeron: “Por (comer de) la Terumá y los Bikurím se es pasible de (la pena de) muerte, (del pago de) 1/5, y están prohibidas para ajenos (al sacerdocio)”. Y Rav discrepa con todas estas Mishnaiot y dice: “Si un ajeno comió Terumá — recibe (solamente la pena de) Malkut“. Y es sabido que Rav es (considerado) unTaná y (debido a esta autoridad) discute.

Ya hemos explicado en nuestra obra —el “Comentario a la Mishná“— que en toda polémica que no conlleva inevitablemente a diferencias prácticas — sino sólo teóricas— no he de determinar en ellas la ley, y no he de decir: ‘la ley es como fulano’. En consecuencia, no diré aquí que la ley es como Rav o como la Mishná anónima, puesto que de acuerdo a todos los criterios recibe (la pena de) Malkut —ya que todo el que es pasible de (la pena de) muerte por Mano Celestial por (transgredir) algún Precepto Negativo, también recibe (la pena de) Malkut, como hemos explicado en las Introducciones a esta obra—.

Asimismo, todo el que usufructúa indebidamente (las cosas que pertenecen a) lo sagrado adrede — sin duda recibe (la pena de) Malkut, y es lo que (los Sabios) dijeron respecto del ‘distante cercano a (ser) hombre’: “Si él consagró y otros comieron (o derivaron de él provecho), Rabí Iojanán y Reish Lakish, ambos, dijeron: reciben (la pena de) Malkut“.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario