129. Que el Impuro no Coma de las Santidades (“Ajilat Kodesh Latame”)

Es la advertencia con la cual se previno al impuro de que no coma de lo santo.

Es lo que El, exaltado sea, dijo respecto de la parturienta: Cosa santa alguna no tocará.

En expresión del Sifrá: “Cosa santa alguna no tocará y al Santuario no vendrá — tal como con el Santuario, el que ingresa a éste con impureza es castigado con Caret, del mismo modo lo santo, quien lo come con impureza es castigado con Caret“. Y (se) aprendió que con lo dicho no tocará se alude al hombre que comió intencionalmente — conforme la norma explicada en (el Tratado Talmúdico de) Makot, en explicación de lo que El, exaltado sea, dijo: Cosa santa alguna no tocará.

Esto es lo que (los Sabios) dijeron en la Guemará de Makot: “Un impuro que comió de lo santo — pues bien, el castigo está escrito: Mas el alma que comiere carne de la ofrenda ‘Shlamím’… y su impureza está sobre él, cercenada será esa alma de su pueblo. ¿De dónde obtenemos la advertencia? Esta viene de (lo escrito:) No tocará“. Y allí dijeron: “Cosa santa alguna no tocará — es advertencia para el que (la) come. (Preguntaron:) ¿Dices tú que es advertencia para el que (la) come? ¿Quizás no es sino advertencia para el que (la) toca? Para enseñármelo fue dicho:Cosa santa alguna no tocará y al Santuario no vendrá — equipara ‘cosa santa’ a ‘Santuario’ (al ponerlos en una misma frase). Tal como (el ingreso con impureza al) ‘Santuario’ es (un caso penado) con retiro del alma, así también ‘cosa santa’ (estando impuro) es (necesariamente un caso transgredido) con (una acción en la que encontramos) retiro del alma. Y si se tratara (únicamente) de (la prohibición de) tocarlo, ¿qué retiro del alma hay? (Debemos decir,) más bien, que no es sino (el caso de) comerlo. Y Di-s enunció (la prohibición de) ‘comer’ (estando impuro) empleando la expresión ‘tocar’, para decirte que tocar es (prohibido) tal como comer”.

De todas estas expresiones te quedará explicado que un impuro que comió lo santo es pasible de (la pena de) Caret. ¿Cuándo fue dicho esto? Si fue adrede. Pero si fue sin querer, éste, pues, ofrenda un sacrificio Olé veIored, como hemos mencionado en el precepto 72 de los Preceptos Positivos.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Decimotercero (del Tratado Talmúdico) de Zevajím.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario