115. No Sacrificar el Cordero Pascual Teniendo ‘Jametz’ (“Shjitat Pesaj Al Jametz”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no sacrificar el cordero de Pesaj mientras jametz (—cereal leudado— perdura en nuestra posesión).

Es lo que El dijo: No ofrendes sobre ‘jametz’ la sangre de mi sacrificio. Este Precepto Negativo ya fue repetido, con la expresión: No faenes…

Su concepto: Que desde el momento del faenado del (cordero de) Pesaj —que es al atardecer (del 14 de Nisán) — no haya en su dominio jametz: ni en el dominio del que lo faena, ni en el del que vierte (su sangre sobre el Altar), ni en el del que incinera (sus partes), ni en el de uno de los integrantes del grupo (asociado para comer de éste). Cualquiera de estos que tiene jametz en su posesión en aquel momento, recibe (la pena de)Malkut.

En el Mejilta (se dijo): “No ofrendes sobre jametz la sangre de mi sacrificio — no faenes el (sacrificio de) Pesaj mientras el jametz todavía existe”.

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Quinto (del Tratado Talmúdico) de Pesajím.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario