111. Rasurado del ‘Metzora’ (“Tiglajat Metzora”)

Es el precepto con el cual el Metzorá fue ordenado rasurarse, y ésta es para él la segunda purificación—como fue explicado al final (del Tratado) de Negaím—.

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Y será en el séptimo día, ha de rasurarse.

Ya hemos mencionado con anterioridad lo que ellos (—los Sabios, sea su memoria bendición) dijeron: “Hay tres que se rasuran, y su rasurado es precepto: el nazir, el metzorá, y los Levitas”

Las leyes de este precepto han sido explicadas ya al final (del Tratado) de Negaím.

Aquí he de explicarte debido a qué causa hemos enumerado el rasurado del metzorá como un precepto individual y la ofrenda de sus sacrificios como otro precepto individual — y no hemos hecho lo propio en (el caso del) nazir, sino que hemos fijado su rasurado y la ofrenda de sus sacrificios como un único precepto.

(En el caso de) el metzorá — no hay conexión entre su rasurado y la ofrenda de sus sacrificios; y el cometido que se logra con su rasurado no es el (mismo) cometido que se logra con la ofrenda de sus sacrificios. Pues (en) el (caso del) metzorá, su purificación depende de su rasurado.

En el Capítulo Sexto (del Tratado Talmúdico) de Nazir dijeron: “¿Qué (diferencia) hay entre el nazir y el metzorá? Sólo que (en) éste —es decir: el nazir— su purificación depende de sus días; y (en) el metzorá — su purificación depende de su rasurado”: si el metzorá se rasuró y se completó su segundo rasurado, se purificó de (pertenecer a la categoría de) impurificar como un insecto —como fue explicado al final (del Tratado Talmúdico) de Negaím— y quedará ‘falto de expiación’ hasta que traiga sus sacrificios, tal como los demás ‘faltos de expiación’ —como se explicó allí—. Por eso, la finalidad de su rasurado es su purificación de impurificar como el ser que se arrastra, tanto si trajo sus sacrificios como si no los trajo; en tanto que el cometido de la ofrenda de sus sacrificios es para completar su expiación como los demás ‘faltos de expiación’ —es decir: zav, zavá y (la mujer) parturienta—.

Ya hemos mencionado antes sus palabras (—de los Sabios): “Hay cuatro faltos de expiación” y allí se explicó que el nazir no es ‘falto de expiación’ sino que aquellas acciones todas —es decir: el rasurado y la ofrenda de sacrificio— le permiten beber vino. Y ninguno de ellos es suficiente sin el segundo, sino que el rasurado es conexo al sacrificio y el sacrificio es conexo al rasurado. Y con todos en conjunto ha de alcanzarse una finalidad: que le sean permitidas aquellas cosas que le estaban prohibidas en los días de su nezirut.

En el Capitulo Sexto (del Tratado Talmúdico) de Nazir dijeron: “Si se rasuró por el sacrificio, y (el sacrificio) resultó inválido — su rasurado es inválido y sus ofrendas no le sirvieron”. Te ha sido explicado, pues, que el rasurado es de las condiciones de la ofrenda, y la ofrenda (es) de sus condiciones (—del rasurado).

En la Tosefta se explicó, además: “Un nazir cuyos días han concluido, tiene prohibido rasurarse, beber vino e impurificarse por los muertos, hasta que haga toda aquella acción” —y ésta es: el rasurado de purificación— como se explicó en el Capítulo Sexto (del Tratado Talmúdico) de Nazir. Esta es: que se rasure a la entrada de la Tienda de Reunión (—el Tabernáculo) y que arrojen su cabello debajo del Dud y ofrende los sacrificios —tal como se explicó en el versículo—.

Encontrarás tú que nuestros Sabios, sea su memoria bendición —en la mayoría de los lugares— denominan ‘rasurado’ a la ofrenda de los sacrificios. Explícitamente dijeron en lugares de la Mishná: “(Si dijo alguien:) Soy, pues, nazir, y sobre mí recae rasurarme — es nazir“. La intención de esto es que traiga los sacrificios del nazir y los ofrende por él. Te ha sido explicados pues que el rasurado es expresión de ofrenda de los sacrificios.

La razón de ello es que estos (—los sacrificios) son parte de éste (-el rasurado) —como hemos explicado— y mediante todo en conjunto ha de desaparecer (de él) la ley de nezirut y el nazir ha de beber vino. Mas el rasurado de impureza es de las leyes del precepto, como hemos explicado más arriba.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario