108. No Rescatar al Primogénito del Animal Puro (“Pidion Bejor Tahor”)

Es la advertencia con la cual se nos previno de no rescatar al primogénito del animal puro (a fin de que deje de pertenecer a las Santidades).

Es lo que El, exaltado sea, dijo: Mas al primogénito del buey, al primogénito del carnero o al primogénito del cabrío, no rescatarás, sagrados son.

Está permitido, empero, venderlo, como fue explicado en el Tratado (Talmúdico) de Bejorot. En expresión del Sifrá: “Respecto del primogénito dice El: no rescatarás — mas es vendido”.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario