La unión en la diferencia

El etrog tiene sabor y aroma…

De la misma manera el pueblo de Israel incluye individuos que tienen tanto estudio de Torá como buenas acciones…
El dátil (la fruta del lulav) tiene sabor pero no tiene aroma; así, también, el pueblo de Israel incluye individuos que tienen estudio de Torá pero no hacen buenas acciones…. El hadas tiene aroma pero no sabor; el pueblo de Israel incluye individuos que hacen buenas acciones pero no estudian Torá…. El arava no tiene ni sabor ni aroma; el pueblo de Israel incluye individuos que no estudian Torá ni hacen buenas acciones…Dice Di-s: “Únanse todos juntos en un solo manojo y respondan uno por el otro”.

El Rebe de Lubavitch señala que el Midrash no está diciendo simplemente que “todos son parte del pueblo judío” o “todos son apreciados a los ojos de Di-s” o incluso que “todos son necesarios”; dice que “respondan uno por el otro”. Esto implica que cada uno de las Cuatro Especies posee algo que las otras tres no tienen, y así “responde” y compensa por la ausencia de esa cualidad en las otras tres.

En otras palabras, no es sólo que toma de todos los tipos para hacer a las personas–también toma de todos los tipos para hacer a UNA persona. Y Sucot es el tiempo cuando nos unimos entre nosotros para que las cualidades de los otros “se nos peguen”.

El etrog dice: “Yo soy perfecto. Yo balanceo el aprendizaje con el hecho de hacer buenas acciones. En mi vida, el conocimiento y la acción no se abruman ni compiten, sino que se complementan mutuamente”. Esto es algo que todos nosotros necesitamos decir de vez en cuando. Todos necesitamos saber que poseemos el potencial para esa perfecta armonía, y que cada uno tiene esos momentos en nuestras vidas cuando lo logramos.

El lulav dice: “Yo me consagro absolutamente a la búsqueda de sabiduría, conciencia y auto-conocimiento. Hacer también es importante, pero mi prioridad es conocer a Di-s y (de ese modo) mi verdadera esencia, aún cuando esto signifique retirarme y no involucrarme en el mundo”. Esto es algo que todos necesitamos decir de vez en cuando. Todos necesitamos saber que poseemos el potencial para tal conocimiento en nosotros, y que cada uno tiene esos momentos en nuestras vidas cuando lo logramos.

El hadas dice: “Lo que el mundo necesita es acción. El conocimiento de Di-s y el conocimiento de sí mismo son metas dignas, pero yo tengo un trabajo que hacer. Yo necesito construir un mundo mejor, el conocimiento va a tener que esperar”. Esto es algo que todos nosotros necesitamos decir de vez en cuando. Todos necesitamos saber que nuestra misión en la vida es “hacer de este mundo físico una morada para Di-s”, y que hay tiempos en que la acción prevalezca sobre todo lo demás.

El arava dice: “Yo no tengo nada. Yo no soy nada”. Esto es algo que también todos necesitamos decir, por lo menos de vez en cuando.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario