El paraíso terrenal

Imagínese hallarse en el lugar de sus sueños. Lejos de la civilización, rodeado de vistas, sonidos y aromas paradisíacos…


En el sentido espiritual, la mitzvá de la Sucá, que es la que le da el nombre a la Festividad a la que nos aproximamos- Sucot, es ese tipo de Mitzvá. Este precepto nos abarca y rodea totalmente. Recuerda la manera en que las Nubes de Gloria envolvían a los iehudim mientras marchaban por el desierto, protegiéndolos de los terrenos difíciles y de los animales depredadores. Distinta a otras mitzvot, en las que sólo una parte de nosotros está involucrada en el precepto, la mitzvá de Sucá nos envuelve completamente. Otro aspecto único de este precepto lo encontramos en las enseñanzas jasídicas: cada acto que realizamos dentro de la Sucá, incluso algo mundano como comer o beber, es elevado por ella.
¡Sólo con poner sus pies dentro de la Sucá, sentarse y comer algo con la bendición correspondiente, usted está llevando a cabo una mitzvá!
Si lo desea puede escuchar música o charlar con una visita y estos hechos se elevan a un plano espiritual superior, pues son parte del habitar en la Sucá.
Usted puede meditar o leer. Puede sostener el Lulav y el Etrog dentro de ella. ¡Estando parado o sentado en la Sucá está cumpliendo con este precepto!
Hallar una no es tan difícil en estos tiempos: Todos los Batei Jabad poseen una Sucá, e incluso pueden asesorarlo para que usted construya la suya. Además, encontrará en la calle las famosas Sucá- móvil. Cuando la localice, siéntese para comer un pedacito de torta, tomar un café (o cualquier otra bebida) pronunciando las bendiciones correspondientes (ver a continuación) y disfrutar.
Si usted va a comer un trozo de torta, masita o parecido debe recitar dos bendiciones: 1) “Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Melej Haolam boré minei mezonot”(correspondiente a todo alimento a base a harinas de los 5 cereales más importantes- trigo, cebada, avena, centeno y espelto)
2) “Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Melej Haolam asher kideshanu bemitzvotav vetzivanu leishev baSucá”(agradeciendo que Di-s nos santificó con el precepto de habitar en la Sucá)
Bueno… ahora que usted ya es un entendido en la materia y sabe lo fácil que es realizar esta mitzvá, ¡anímese a probarla!

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario