Justos, precursores, pastores y autodidactas…..

La Festividad de Shavuot, está estrechamente ligada con la vida de tres grandes de nuestros Pueblo: Moshé Rabeinu (quien nos entregó la Torá), David Ha Melej (el Rey David)(quien nació y falleció en Shavuot) y el Baal Shem Tov

Moshé Rabeinu: por su intermedio se entregó la Torá al Pueblo de Israel.
El Rey David: falleció en Jag Hashavuot.
El Baal Shem Tov: también falleció un miércoles, 6 de Sivan, en la festividad de Shavuot.

Los tres fueron precursores:
Moshé Rabeinu: el primer líder del Pueblo.
El Rey David: el primer Rey.
El Baal Shem Tov: el primer dirigente en la dinastía del jasidismo.

Los tres fueron pastores:
Moshé Rabeinu: era pastor del rebaño de Itró
Rey David: pastoreaba las ovejas de su padre Ishai
El Baal Shem Tov: conducía a los pequeños niños al tradicional “jeider” –escuela-

Si en su función de conductores de rebaños y niños, fueron pacientes, misericordiosos y entregados, Di-s supo que ellos eran los indicados para conducir también Su rebaño: El Pueblo de Israel.
Los tres se formaron solos en su infancia:
Moshé Rabeinu: creció en el Palacio del Faraón, por eso se educó solo.
David Hamelej: desde pequeño fue pastor y su instrucción la recibió en ese entorno.
El Baal Shem Tov:: quedó huérfano a una temprana edad.

Además de estas similitudes, cada uno de ellos tiene una cualidad particularmente especial, relacionada con uno de los tres pilares sobre los que se sostiene el mundo.

Moshé Rabeinu: Torá, la recibió y la entregó al Pueblo de Israel.
El Rey David: Avodá, (Servicio de la Plegaria). Compuso el libro de los Salmos
El Baal Shem Tov: Actos de Bondad, por medio de sus generosos actos, se hizo acreedor de su “Buen Nombre”= “Shem Tov”.

Comenzando en la festividad de Shavuot, debemos fortalecer nuestro vínculo con estos tres grandes, por medio de fijar cursos diarios de estudio de “Su” Torá:

Moshé Rabeinu: estudiemos todos los días la sección semanal del Jumash (Pentateuco)
El Rey David: leamos cada día el libro de Tehilim (Salmos)
El Baal Shem Tov: estudiemos las palabras del Jasidut, del libro Tania (que analiza sus enseñanzas)

Estos cursos diarios se llaman JiTaT, acróstico de Jumash, Tehilim y Tania, inferidos también del versículo “Vaishlaj jitat Elokim al hearim” que significa:…”envió un Temor Divino sobre las ciudades…” (Vaishlaj 35:5)

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario